- Publicidad -

Retención de líquidos y edema

Una de las adaptaciones más significativas del cuerpo de la mujer durante el embarazo ocurre a nivel cardiovascular, en particular el aumento del volumen sanguíneo se incrementa de 4.7 litros a 5.2 litros en la semana 32. También lo hace la frecuencia cardíaca, cuyo aumento alcanza de 12-20 latidos por minuto, con respecto a los valores previos; se dilatan los vasos sanguíneos de las extremidades, lo cual a su vez ocasiona una disminución en las cifras de la presión arterial. 

Ya en etapas avanzadas del embarazo el gran volumen del útero, si la madre se recuesta sobre la espalda, puede ocasionar compresión de la vena cava inferior causando disminución del flujo sanguíneo hacia la placenta y el bebé, por lo que se recomienda recostarse de preferencia sobre el lado izquierdo. 

Estas adaptaciones, si bien permiten el adecuado flujo sanguíneo hacia el útero gestante, se manif iestan en algunas mujeres como edema (hinchazón) que ocurre hacia el tercer trimestre del embarazo, observándose principalmente en las piernas, pero también puede aparecer en la cara y las manos. 

A pesar de considerarse como un signo normal, también puede ser la manifestación de alguna complicación durante el embarazo como presión alta, formación de coágulos en las extremidades e infecciones. 

¿EN QUÉ CASOS EL EDEMA SE CONVIERTE EN UNA SEÑAL DE ALARMA Y AMERITA REVISIÓN URGENTE? 

  • Cuando aparece precozmente (antes del tercer trimestre) 
  • Cuando no desaparece con el reposo y elevación de las extremidades 
  • Si se acompaña de aumento en las cifras de la presión arterial 
  • Si además hay cambios en la coloración/temperatura de la extremidad 
  • Cuando además aparezca dolor/ fiebre 
  • Si solo compromete a una de las extremidades 

Cuando el edema no se acompaña de alguna de las características antes mencionadas y la gestante es sana, se considera fisiológico (normal). Moderar el consumo de sodio, elevar las piernas durante el día ,así como evitar pasar mucho tiempo parada o sentada y dormir sobre el lado izquierdo, de preferencia, pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos y por lo tanto el edema. 

Conocer más sobre los cambios que le ocurren a nuestro cuerpo durante el embarazo nos da la tranquilidad de saber que todo está bien, o podrá alertarnos sobre posibles complicaciones. No olvides consultar con tu médico cualquiera de tus inquietudes.Para nosotros tú y tu bebé son lo más importante. 

Retención de líquidos
Autor Especialista
DRA. SAMANTHA GONZÁLEZ VALDÉZ 
GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA MEDICINA MATERNO FETAL  
· Universidad de Guadalajara  
· Instituto Nacional de Perinatología 
HOSPITAL ÁNGELES QUERÉTARO  
(442) 192-300 

Si quieres pertenecer a nuestra comunidad con tips, frases, memes y experiencias en la vida de padres síguenos en Facebook Instagram.👶🏻✨

- Publicidad -

Artículos Populares

Seguridad en el hogar

Síndrome de Down

Enfermedades de la piel

Boca y garganta 

Preeclampsia y eclampsia

- Publicidad -
Publicidad