- Publicidad -

Ansiedad y depresión infantil

La mayoría de los niños pequeños tienen miedos y preocupaciones, y esto es normal. Sienten angustia al separarse de sus padres pero generalmente lo superan.

Desafortunadamente, cuando el miedo y la tristeza son persistentes o extremos podrían deberse a depresión o ansiedad, que no son padecimientos exclusivos de adultos. Cuando los miedos y las preocupaciones son tantos que interfieren con las actividades escolares, en casa o en el juego; es donde puede ser que se diagnostique un trastorno de ansiedad. Los niños muestran reactividad, miedo excesivo, dificultad para adaptarse a los cambios y autorregularse; pueden estar irritables y enfadados. Algunos presentan problemas para dormir, además de síntomas físicos como fatiga, dolores de cabeza o dolores de estómago. 

Ejemplos de los distintos tipos de ansiedad: 

  • Sentir miedo extremo al estar separado de los padres (ansiedad de separación). 
  • Sentir un miedo extremo acerca de una situación o algo específico, como los perros, insectos o ir al doctor (fobias). 
  • Sentir mucho miedo a lugares donde haya personas (ansiedad social). 
  • Presentar reiterados episodios de miedo intenso, repentino e inesperado, con síntomas de palpitaciones del corazón o dificultad para respirar, o sentirse mareado (trastorno de pánico). 

Cuando hay depresión en los niños pueden estar tristes, desesperanzados o irritables la mayor parte del tiempo. Comportamientos que se observan en niños deprimidos: 

  • No querer hacer cosas ni disfrutarlas cuando se hacen. 
  • Cambios en los patrones de alimentación: comer mucho más o mucho menos de lo habitual. 
  • Cambios en los patrones del sueño: dormir mucho más o mucho menos de lo normal. 
  • Cambios en el nivel de energía: sentirse cansado y sin fuerzas o tenso e inquieto la mayor parte del tiempo. 
  • Comportamientos destructivos. 

¿QUÉ HACER? 

Para el tratamiento de ansiedad y la depresión infantil el primer paso es hablar con su médico de confianza, para evaluar los síntomas y buscar un especialista médico en salud mental infantil como el paidopsiquiatra. Este hará una evaluación meticulosa emocional y conductual. Es importante obtener el mejor diagnóstico y tratamiento, ya que en algunos casos pueden existir otros síntomas como el trastorno del espectro autista, trastorno por déficit de atención o trastorno de estrés postraumático.

El paidopsiquiatra puede ayudar a determinar si la medicación debe ser parte del tratamiento además de planificar la terapia que sea mejor para el niño y su familia. Un punto clave es la participación de los padres en el tratamiento, el cual debe ayudar al niño a sentirse menos estresado y estar más sano. Se recomienda además alimentos nutritivos, actividad física, suficientes horas de sueño y rutinas predecibles.

Tratar estos síntomas a temprana edad cambia favorablemente la trayectoria del desarrollo. 

Cuando los miedos y las preocupaciones son tantos que interfieren con las actividades escolares, en casa o en el juego; es donde puede ser que se diagnostique un trastorno de ansiedad. 

ansiedad y depresión infantil
Autor Especialista
DR. CARLOS CHICALOTE CASTILLO 
PSIQUIATRÍA DE NIÑOS Y ADOLESCENTES 
· Universidad Nacional Autónoma de México. 
· Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro”. 
· Doctorante Biomedicina Molecular, IPN CINVESTAV. 
· Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, Secretaría de Salud. 
CENTRO KAELUM NEUROCENTER 
CIUDAD SATÉLITE, NAUCALPAN, EDO. MEX. 
55-3760-7416 
clinicakaelumneurocenter.com 

Si quieres pertenecer a nuestra comunidad con tips, frases, memes y experiencias en la vida de padres síguenos en Facebook Instagram.👶🏻✨

Previous articleLlanto
Next articleSoplos cardiacos
- Publicidad -

Artículos Populares

Alergias

Soplos cardiacos

Ansiedad y depresión infantil

Llanto

Várices

- Publicidad -
Publicidad