- Publicidad -

Asma

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas. Se caracteriza por episodios recurrentes de dificultad para respirar, tos, opresión torácica y silbido en el pecho, y los síntomas se agravan por la noche. Es variable y reversible, ya sea espontánea o con tratamiento. 

La causa del asma es multifactorial: puede darse por antecedentes familiares, alimentación, obesidad, infecciones virales, ambiente, contaminación, tabaquismo, sensibilidad a alérgenos, prematuridad y bajo peso al nacer.

Los síntomas principales son: 

• Tos seca o productiva, en accesos, de predominio nocturno y exacerbada por el ejercicio. 

• Aumento en las secreciones nasales. 

• Silbido en el pecho. 

• Opresión torácica. 

• Dificultad para respirar 

Para prevenir este padecimiento hay varias recomendaciones: dar alimentación al seno materno y ablactación supervisada por su pediatra (inicio de sólidos); evitar la exposición al humo del tabaco, el uso temprano y frecuente de antibióticos, las fórmulas lácteas artificiales y los cambios bruscos de temperatura. 

¿QUÉ HACER? 

Si observas que el pequeño tiene dificultad para respirar, se le escucha un silbido en el pecho, dice sentir opresión torácica, o sus uñas y labios lucen morados, tienes que acudir inmediatamente al médico o a urgencias para recibir atención, ya que está presentando un episodio de hiperreactividad bronquial y esto puede traer complicaciones. 

Su tratamiento debe ser integral, es decir, con medicamentos sintomáticos y preventivos, control ambiental, e inmunoterapia. Ésta debe ser con extractos alergénicos, los cuales puedes ser vía sublingual o subcutánea. 

NEUMONÍA 

Infección respiratoria aguda que afecta los pulmones y produce dificultad para respirar. Es considerada la enfermedad que causa más muertes prevenibles en niños. Se puede presentar por exposición a virus, bacterias u hongos. El bajo peso, desnutrición, hacinamiento y la falta de esquema de vacunación incrementan el riesgo de contraerla. 

Como métodos de prevención, la nutrición y la alimentación con leche materna son importantes porque ayudan a que las defensas del niño mejoren. Es importante mantener una higiene adecuada, especialmente el lavado de manos. Evita el contacto con personas enfermas y no lo expongas al humo del cigarro. Completa su esquema de vacunación. 

¿QUÉ HACER? 

Si el niño presenta tos productiva en accesos, tos seca, dificultad respiratoria, aumento en la frecuencia respiratoria, se le hunden las costillas al respirar, sibilancias o fiebre de difícil control, debes acudir inmediatamente al hospital para su tratamiento. 

asmaEl nebulizador es el aparato eléctrico o de baterías que transforma el medicamento líquido en aerosol, mientras que el inhalador es un pequeño aparato portátil que contiene dosis fijas en cada disparo. Estos aparatos ayudarán a tu pequeño a controlar o evitar que se presente un ataque de asma. Su función es llevar a los pulmones el medicamento que desinflamará las vías aéreas, permitiendo que el oxígeno fluya correctamente y que se regule la respiración. También resulta muy útil tener en casa un oxímetro. 

Autor Especialista
DR. JOSÉ GUADALUPE HUERTA LÓPEZ
ALERGÓLOGO E INMUNÓLOGO PEDIATRA 
· Universidad Nacional Autónoma de México  
· Instituto Nacional de Pediatría 
· Fellow American Academy of Allergy & Immunology 
CLÍNICA DE ALERGIA PEDIÁTRICA COL. ROMA, CDMX 
55-5584-8095, 55-5584-8657 
jhuer2011@hotmail.com 
www.clinicadealergia.com 

Si quieres pertenecer a nuestra comunidad con tips, frases, memes y experiencias en la vida de padres síguenos en Facebook e Instagram.👶🏻✨

- Publicidad -

Artículos Populares

Alergias

Soplos cardiacos

Ansiedad y depresión infantil

Llanto

Várices

- Publicidad -
Publicidad