- Publicidad -

¿Cómo puedo hablar con mi hijo sobre el tema de la guerra?

En este momento están pasando cosas en el mundo bastante tristes y difíciles de explicar a los niños, los expertos recomiendan no hablar de situaciones perturbadoras con nuestros hijos antes de los 6 años a menos de que ellos sientan curiosidad sobre el tema.

Nuestros hijos están expuestos a demasiada información en redes sociales y en televisión, mucha de ésta puede contener imágenes bastante fuertes que aún no son capaces de comprender, es por eso que tenemos algunos consejos para abordar el tema de la guerra de la mejor manera posible.

Consejos para hablar de la guerra con nuestros hijos:(1)

  1. Primero crea un tiempo y lugar para que los niños hagan las preguntas. No fuerces a tu hijo a hablar acerca de las cosas hasta que él esté listo.
  2. Antes de comenzar una conversación de este tipo debemos preguntarle a nuestro hijo qué sabe sobre el tema y qué piensa al respecto, de esta forma sabremos qué cosas podemos aclarar.
  3. Usa palabras y conceptos que tu hijo pueda entender de acuerdo a su edad, recuerda no abrumarlo con demasiada información.
  4. Respóndele con información sincera, ellos saben cuando estamos mintiendo, puede que pregunten varías veces lo mismo para sentirse seguros sobre lo que estás diciendo.
  5. Hazle saber que todas sus dudas y pensamientos son muy importantes. 
  6. Evita crear estereotipos de los grupos de personas de acuerdo a su raza, nacionalidad o religión, al mismo tiempo estarás enseñándole la igualdad y la tolerancia.
  7. Se consistente y dale confianza, pero es importante no hacerle promesas irreales.
  8. Permite que tu hijo sepa cómo te sientes respecto a este tema, ya sea que estes preocupado o ansioso, pero debes tener cuidarlo en no sobrecargarlo de estas emociones.
  9. No cuestiones ni intentes cambiar la forma en la que tu hijo maneja los eventos, es decir, si él cree que el suceso está pasando “bien lejos”, es mejor no cambiar ese pensamiento ya que es muy probable que de esa forma él se sienta más seguro. 

No permitas que el niño vea en la TV mucha violencia e imágenes que lo sobresalten. Las imágenes o escenas repetitivas de aquello que lo asusta pueden ser perturbantes, especialmente para los niños menores.

 
La redactora de Telva, Loreto Ruiz Ocaña; nos ofrece otros consejos de importancia sobre este tema:(2)
  1. No polarizar: Si nosotros como padres tenemos una idea definida sobre el conflicto podemos decirla, pero sería bueno acompañarla de una frase que abra la puerta a otras posibles interpretaciones, del tipo: “es difícil juzgar este tipo de situaciones”, “yo pienso así, pero igual no conozco todos los motivos”… De este modo, además de trabajar la empatía y enseñarles a ponerse en la piel de otros, evitamos generar en ellos un sentimiento de rabia hacia “uno de los bandos”.

Es importante que fortalezcamos la conciencia de nuestros hijos sobre el tema de la polarización, debemos hacerles saber que no existen estereotipos o clasificaciones que han sido impuestas por la sociedad; por ejemplo, que el rosa y las flores son sólo para niñas y que los super héroes y el azul es para niños, cambiemos los prejuicios y hagamos que crezcan con mentes sanas y libres.

  1. Sacar oportunidades de mejora: aún así, no todas las imágenes que nos ofrece un conflicto son negativas. Aunque se nos parta el corazón viendo, por ejemplo, a niños en un campo de refugiados, también sorprende (con nuestros ojos) cuando les vemos jugando o riendo en un escenario tan desolador. Por eso, puede ser un buen momento para explicarles la importancia de una actitud positiva en la vida, y de encontrar un motivo para sonreír incluso en las circunstancias más adversas.
  2. Ayudarse de materiales gráficos adaptados a su edad, un libro, un cómic, un vídeo… No olvides que, aunque ponga una recomendación de edad, siempre es importante leerlo o verlo los padres antes. Os recomendamos un libro que, curiosamente, fue editado hace tres años por un autor ruso: ¿Por qué?de Nikolai Popov (miembro de la Federación Rusa de Pintores y de la Academia Rusa de Diseño Gráfico) ha recibido numerosos reconocimientos y premios. A través de solo dibujos es capaz de explicar cómo comienza una guerra, a veces a raíz de un absurdo que a veces ni los implicados entienden. Una ranita se encuentra descansando en su hoja, cuando es invadida por un ratón… Los niños verán cómo un prado lleno de flores se acaba convirtiendo en un solar devastado con dos únicos supervivientes que siguen sin saber, por qué.

Comprar en Amazon

Fuentes:

(1) American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, Artículo: Cuando se Habla a los Niños Acerca del Terrorismo y la Guerra, https://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/FFF-Spanish/Cuando-se-Habla-a-los-Niños-Acerca-del-Terrorismo-y-la-Guerra-087.aspx

(2) LORETO RUIZ OCAÑA, Artículo: ¿Cómo hablo con mi hijo de la guerra y los problemas del mundo?, https://www.telva.com/bienestar/psicologia/2022/02/24/6217491b02136e614b8b4605.html

- Publicidad -

Artículos Populares

Alergias

Soplos cardiacos

Ansiedad y depresión infantil

Llanto

Várices

- Publicidad -
Publicidad