Publicidad

La importancia de la alimentación durante el embarazo

La importancia de la alimentación durante el embarazo. Es en esta etapa cuando la nutrición –clave de la salud a lo largo de la vida– es especialmente importante, pues el crecimiento y desarrollo de tu bebé, así como tu bienestar, dependen de las decisiones que tomes acerca de tu alimentación. 

Es recomendable que no dejes pasar muchas horas entre cada ingesta, porque los jugos gástricos lastimarán la mucosa del estómago y te provocarán afecciones, como gastritis o colitis. 

Diariamente haz tres comidas y dos colaciones (a mediodía y en la tarde-noche) para mantener los niveles de azúcar estables. Deja a un lado la chatarra y procura que tus alimentos tengan un buen balance nutricional. Te compartimos cuál es el consumo diario en porciones recomendado para una mujer embarazada. 

Si tienes alguna enfermedad, eres vegana o eres intolerante a ciertas comidas, consulta a un nutriólogo para que haga los ajustes pertinentes a tu dieta. 

  • Grasas, azúcares y aceites: Ocasionalmente. 
  • Proteínas: 3 a 4 porciones. 
  • Lácteos: 4 porciones. 
  • Fruta: 2 a 4 porciones. 
  • Vegetales: 3 a 5 porciones. 
  • Cereales y pastas: 6 a 11 porciones. 
  • Guarda algunas porciones de cereales y frutas para tus colaciones, esto es: Nueces, cacahuates, barras de cereal, o fruta deshidratada como arándanos, pasas, manzanas, entre otras. Te será fácil cargarlas en tu bolsa y comerlas mientras trabajas o haces otras actividades. 

la importancia de la alimentación durante el embarazo

EL PESO ES IMPORTANTE 

No es necesario “comer por dos” durante el embarazo. Tu médico será tu guía en los cambios a tu dieta y el aumento de peso esperado cada mes. 

El Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos recomienda para la mayoría de las mujeres embarazadas consumir 1,800 calorías diarias durante el primer trimestre; 2,200 para el segundo, y 2,400 en el tercero. 

“Es necesario que lleves una alimentación saludable, balanceada y te mantengas hidratada, nuestra piel también sufre de cambios de acuerdo a los alimentos que consumimos durante el embarazo, como la resequedad o la aparición de estrías, utiliza Bepanthen que con Dexpanthenol su ingrediente activo, ayuda a la regeneración de la piel y a una mayor hidratación.”

 ANTOJOS 

Al principio del embarazo (y a veces hasta el nacimiento) puedes experimentar un intenso deseo de consumir ciertos alimentos, incluso si antes no eran tus preferidos. 

Aún no se sabe con exactitud qué provoca estos antojos pero algunos afirman que son muestras de deficiencia nutricional, mientras otros establecen que se debe a un cambio en el olfato y gusto ocasionado por el desajuste hormonal. 

Lo cierto es que para no perder la línea, “haz que cada caloría cuente”. Esto significa que, si vas a ceder ante un antojo, prefiere el que además tenga un beneficio nutricional; si se te antoja algo dulce, no es lo mismo comer una golosina sin ningún valor alimenticio que comer algún postre preparado con fruta o leche, por ejemplo.

Si te gustaría continuar leyendo contenido interesante relacionado con la maternidad síguennos en Facebook e Instagram ❤️✨

 

Publicidad

Artículos Populares

Publicidad
Publicidad
Publicidad