Publicidad

Juega con tu bebé y ayúdalo a su desarrollo

El juego es una excelente forma de favorecer el desarrollo de nuestro bebé, ya que por medio de diversas actividades estimulamos áreas de su cerebro, fortaleciendo sus habilidades, las cuales le ayudarán a desenvolverse con mayor facilidad, al mismo tiempo que se divierte. 

El mejor momento para desarrollar estas actividades es cuando nuestro bebé ya comió, no tiene sueño y está activo.

Muchos de los productos de la nueva línea de Fisher-Price Baby cuentan con las características necesarias para ayudarte a la estimulación y en el desarrollo de tu bebé.

¡Seamos creativos y divirtámonos juntos!

 

Habilidades visuales

La vista, más que un mundo de formas y colores. Se trata de un sentido que permite ver formas y colores, pero además es el sistema sensorial que más ayuda a integrar la información que se recibe de los otros órganos, lo que brinda la posibilidad de actuar con mayor rapidez y eficiencia sobre el entorno.

Durante los primeros años, el bebé irá desarrollando una serie de habilidades que le permitirán usar sus ojos eficientemente para ver e interpretar su mundo. Algunas de ellas son:

Agudeza visual: Al nacer, tu hijo puede captar la luz y el movimiento, lo atraen las caras y los objetos con contornos y patrones complejos, más que un simple círculo. Poco a poco el niño va logrando enfocar objetos pequeños que se encuentran a mayor o menor distancia.

Seguimiento visual: Es la habilidad de desplazar con rapidez y precisión los ojos sin tener que mover mucho la cabeza. Durante las primeras semanas, el bebé seguirá el movimiento de un objeto que se encuentra dentro de su rango visual sólo si se desplaza lentamente.

Orientación y localización: Inicia el desarrollo de la binocularidad, es decir, trabajar al mismo tiempo los dos ojos, lo cual le permite orientarse en el espacio. Esta habilidad está muy relacionada con la percepción de profundidad y la visión periférica, ya que dependen de la acción de ambos ojos.

Coordinación visomotora: Supone la coordinación entre el ojo y las distintas partes del cuerpo como ojo/boca, ojo/ mano y ojo/pie. Hacia los tres meses, el bebé descubre sus manos y a partir de este momento irá aprendiendo a dirigirlas, bajo la guía de sus ojos, hacia los objetos para explorarlos y aprender más acerca del mundo.

desarrollo de mi bebé
Fisher-Price® Gimnasio de Aprendizaje Sensorial

Algunos ejercicios que puedes probar para estimular la vista de tu pequeño son los siguientes:

1. Los objetos que ruedan son excelentes para trabajar el seguimiento visual y también la coordinación. Al rodar el objeto y ver cómo se acerca y aleja sus ojos aprenden a enfocar a diferentes distancias, fortaleciendo los músculos oculares.

2. Proyecta la luz de una linterna en el suelo y muevela de un lado a otro, hacia delante y hacia atrás, acércala y aléjala para estimular el seguimiento visual.

3. Patear pelotas es un buen ejercicio para estimular la coordinación ojo/pie. Cárgalo de las axilas y balancéalo frente a la pelota para que la golpee con sus pies y vea cómo la bola se aleja.

Deleita los sentidos de tu bebé con el gimnasio de aprendizaje sensorial de  Fisher-Price®, sujetar los juguetes y llevarse la mordedera a la boca, ayudará a que mejore su destreza y coordinación ojos-manos.

 

Aprendiendo con el tacto

La piel es el órgano más grande y en ella se encuentran los receptores sensoriales, que son una de las principales fuentes de información sobre el medio exterior. Las zonas más sensibles son los labios y la lengua; las palmas de las manos y yemas de los dedos; así como las plantas de los pies, porque es aquí donde se concentra una gran cantidad de receptores táctiles.

Al tocar un objeto, o ser tocado por éste, el bebé aprende sobre sus características, como la textura, la temperatura, la humedad, la forma, el tamaño, el peso, la vibración, etc.

De esta manera, tu pequeño estará más abierto a comer alimentos de diferentes texturas, utilizar ropa de diferente material, a reconocer y ubicar objetos por su forma, estar dispuesto a meter la mano en diferentes materiales, como la masita, arena, pegamento y hasta lavarse las manos.

desarrollo de mi bebé
Fisher-Price® Erizo Estímulos y Juego

Puedes estimular el área táctil de la siguiente manera:

1. Ponle objetos de diferentes formas y texturas para que escoja y explore su contorno, peso, sensación y tamaño.

2. Rueda suavemente una pelota ligera sobre su abdomen, brazos y piernas. Intenta darle también un masaje en la espalda, acostándolo boca abajo.

3. Simula pintar sobre las manos y pies de tu bebé utilizando una brocha suave, una mascada, una pelotita de goma o un frasco de plástico.

Erizo estímulos y juego de Fisher-Price tiene suaves púas, sonidos de sonajero, pies con textura y mucha diversión para abrazar. Ayuda a estimular los sentidos del tacto, la vista y el oído de tu bebé.

 

Soy todo oídos

Tu bebé nace con una instintiva necesidad de comunicarse porque tiene que hacerte saber qué es lo que necesita. Al principio, lo hace llorando, pero poco a poco irá incorporando otros medios para comunicarse, como gestos, ruidos, sonrisas y sonidos con vocales. No será sino hasta los 10 o 12 meses, que tu chiquito podrá pronunciar su primera palabra con significado.

Es uno de los momentos de mayor felicidad y orgullo para los padres porque significa que todos esos juegos con sonidos que compartieron, las canciones que le cantaron y el bombardeo de palabras, rimas y pláticas durante todo su primer año, le sirvieron muchísimo.

Es necesario que el niño haya desarrollado una serie de habilidades auditivas que se van aprendiendo a través de la interacción con las personas y también al estar expuesto a un ambiente rico en ritmos y sonidos. Algunas de las que irá desarrollando a lo largo de su primer año son:

Discriminación auditiva: Identificar y distinguir diferencias entre los sonidos, tanto los ambientales como los del habla. Por ejemplo, aprenderá a reconocer la diferencia entre el sonido del teléfono y aquel que produce el ladrido de un perro.

Memoria auditiva: Quiere decir que tu chiquito podrá recordar lo que escucha, por ejemplo, tu bebé deja de llorar cuando escucha tu voz, pues sabe que eres tú y que representas cariño, atención, seguridad y confianza.

Localización de la fuente del sonido: Tu hijo te puede mostrar de muchas maneras que es capaz de distinguir de dónde proviene un ruido. Primero buscará aquellos que son fuertes y que están cerca; luego será capaz de localizar los más suaves y lejanos.

Hay algunos juegos que puedes realizar para estimular el desarrollo de estas habilidades:

 

Fisher-Price® Cojín de Actividades de Llama
Fisher-Price® Cojín de Actividades de Llama

1. Juega con tu bebé y ayúdalo en su desarrollo, haciéndole sonidos y gestos que poco a poco tratará de imitar. Con el Cojín de Actividades de Llama de Fisher-Price® podrás colocar a tu bebé en una posición cómoda, este cojín lo ayuda a acostarse sobre su espalda mientras juegas con él… además le encantará descubrir las vistas, los sonidos y las texturas emocionantes de esta acogedora llama.

 

 

León Camina Conmigo de Fisher-Price®
León Camina Conmigo de Fisher-Price®

2. Escuchar a un muñeco platicar y cantar le ayuda a aprender el arte de conversar, uno habla y el otro responde. El León Camina Conmigo de Fisher-Price® triplica la diversión ¡y es tan versátil!, presiona la nariz que se ilumina para escuchar divertidos sonidos, canciones, melodías y frases.

 

 

Silla Portátil Selva Tropical de Fisher-Price®
Silla Portátil Selva Tropical de Fisher-Price®

3. Ofrécele libros atractivos, con ventanitas, piezas que se muevan, muchos colores y variedad de texturas. Mientras observa, motívalo a jugar haciendo sonidos, platicándole de los personajes y colores o texturas que se puede encontrar. Con la Silla Portátil Selva Tropical de Fisher-Price® lagartijas, monos y otros amigos de la selva tropical mantendrás ocupado al bebé con un montón de acción, y el juguete se desengancha a la hora de comer. Cuando el bebé termina de comer, puedes limpiar la bandeja en el lavavajillas.

 

Sus primeros deleites

Incluso antes de que el bebé coma papillas y pruebe diversos alimentos, ya puede percibir muchísimos sabores, pues la leche materna adquiere el gusto de la comida y de las especias que mamá ha comido durante la lactancia.

Por los gestos que hace el bebé al probar los alimentos, se sabe que desde muy pequeñito es capaz de distinguir los sabores básicos.

Agrio: Provoca que frunza los labios y apriete la lengua.

Amargo: Abre la boca como si fueran a vomitar.

Dulce: Relaja los músculos de la cara.

Fisher-Price® Silla Alta Compacta
Fisher-Price® Silla Alta Compacta

Desde el nacimiento, tu pequeño tiene el sentido del olfato muy desarrollado, puede percibir aromas e irlos identificando, como sucede con un recién nacido que después de sólo unos días de estar en contacto con mamá, puede reconocerla por su perfume o encontrar el pezón por el olor de la leche.

Éste es un sentido que se estimula de manera natural en el bebé porque las partículas aromáticas están en el aire todo el tiempo, puedes ampliarle sus experiencias poniéndolo en contacto con ciertos aromas suaves, puedes hacerlo si impregnas el olor en un algodón y le mencionas el nombre del aroma. Observa sus gestos para saber qué aromas le gustan y cuáles no.

Con la ayuda de la Silla Alta Compacta de Fisher-Price® fortalece el desarrollo de tu pequeño con confianza: a medida que aprenden a alimentarse por sí solos y a participar en la hora de comer junto a la familia. Seguridad y felicidad: permite que el bebé esté al nivel de tus ojos, lo que le brindará tranquilidad y alegría.

 

Si te gustaría continuar leyendo contenido interesante relacionado con la maternidad síguennos en Facebook e Instagram ❤️✨

 

Publicidad

Artículos Populares

Publicidad
Publicidad
Publicidad