- Publicidad -

¿Se puede trabajar durante el embarazo?

Alguna vez te has preguntado ¿Puedo trabajar durante el embarazo o es recomendable dejar de trabajar durante el embarazo?

La participación de la mujer en la economía familiar y en la sociedad profesional ha incrementado continuamente en los últimos años. Eso no tiene por qué cambiar durante el embarazo, hasta el mismo día del parto o pocos días antes, si así lo desea.

Para lograr que eso suceda es necesario tener un balance adecuado entre actividad y descanso.

¿QUÉ TANTO IMPACTARÁN LOS TRIMESTRES EN TU VIDA LABORAL?

Durante el primer trimestre es probable que sientas mucha fatiga, sueño, y que estés distraída. Las náuseas o vómitos estarán presentes y pueden hacerte pasar un mal rato en la oficina. Ten a la mano bolsas de plástico, toallas húmedas y enjuague bucal para que tu incomodidad pueda disminuir un poco; Puedes pedirle ayuda a tu ginecólogo, ya que existen medicamentos que te ayudan a contrarrestar esas sensaciones.

Para el segundo trimestre estarás mucho mejor y serás aún más productiva, ya que los malestares iniciales habrán desaparecido casi en su totalidad, lo que te hará sentir llena de energía.

El último trimestre volverá a ser más pesado, puesto que el bebé ha crecido y tus movimientos comienzan a ser un poco más lentos y cuidadosos de lo habitual, en algunos casos se presentan dolores de espalda, agotamiento e hinchazón.

CUÍDATE

Tomate un día de descanso de vez en cuando para recuperar energías y disminuir el estrés laboral, sobre todo al final del segundo trimestre y durante el tercero.

No cargues cosas pesadas ni te mantengas de pie por mucho tiempo o trabajes horas extras, pues podrías presentar un parto prematuro y complicaciones, como preeclampsia.

Si tu ginecólogo considera que tu embarazo está en riesgo, puede indicarte que no trabajes en casos como los siguientes:

  • Si tienes un historial o riesgo de pérdidas.
  • Tu embarazo es gemelar o múltiple.
  • La presión arterial es elevada a 160/110 mmHg o más.
  • El bebé presenta retraso en su crecimiento.

 

Si puedes empezar tu licencia de maternidad una o dos semanas antes, mejor; así tendrás tiempo para prepararte y consentirte antes de que tu vida cambie.

LICENCIA DE MATERNIDAD

De acuerdo con el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, tienes derecho a descansar seis semanas antes y seis después del parto, recibiendo tu sueldo íntegro.

Si no estás preparada para regresar, se te puede extender una prórroga (No mayor a 60 días) con 50% de tu salario. No podrán sustituirte mientras estás fuera, así que no te agobies por perder tu trabajo y goza tu permiso.

Los padres tienen derecho a cinco días laborales con goce de sueldo por permiso de paternidad, conforme a una reforma efectuada en 2017 a la Ley Federal del Trabajo.

Si te gusta este tipo de contenido interesante relacionado con la maternidad y sus vivencias, síguennos en Facebook e Instagram
- Publicidad -

Artículos Populares

- Publicidad -
Publicidad