Publicidad

Jugando con tu peque: El secreto del ¿on’tá bebé?

Ser padre significa que las risas del bebé son el sonido más hermosos que hayas escuchado.

Para entretener a nuestro hijo no necesitas los juguetes más caros, en muchas ocasiones los juegos más simples, como el ya famoso ¿on’tá bebé?, son lo más divertidos para él.

Este juego consiste en esconder tu cara con la ayuda de tus manos o con un pañuelo para después dejarla al descubierto.

Jugando con mi bebé¿Qué divertido, no? Es un método muy efectivo porque la mente de un niño es muy distinta a la tuya, y cuando te mueves de su campo de visión simplemente dejas de existir; cuando vuelves, es como si reaparecieras por arte de magia, esto también sucede con los juguetes, la comida, etc.

Al enano le gusta jugar a observar cómo la cara de papá desaparece y luego regresa, así que prepárate porque en sus primeros meses de vida tú serás su juguete favorito.

¿Cómo ayuda este juego a mi bebé?

Jugando con mi bebéCuando pongas en práctica el ¿on’tá bebé? estimularás su desarrollo y le proporcionarás información sobre sus semejantes y el mundo.

Este juego le ayudará a reconocerse a sí mismo y le enseñará a tomar conciencia de que papá puede irse, pero siempre regresará. Conforme crezca, entenderá que las cosas pueden existir aunque él no las esté viendo.

Por estas razones debes ser parte del ¿on’tá bebé?, tanto como puedas, lo creas o no, tú también te divertirás al ver las reacciones de tu chaparro cada que desapareces y reapareces.

Publicidad

Artículos Populares

Publicidad
Publicidad
Publicidad