¡Al agua pato! Hora de bañar al bebé

Hora de bañar al bebé

La hora de bañar al bebé debe ser un momento de relajación para tu pequeño, puedes ponerle música, cantarle o platicarle. A veces el bebé se estresa o llora, entonces reduce el tiempo del baño; poco a poco se irá acostumbrando e incluso le gustará.

Si de plano le tiene miedo al agua, báñate con él. Pide a alguien que te ayude a entrar y salir de la bañera, por ningún motivo intentes hacerlo sola con tu chiquito en brazos.

Antes de empezar con la hora de bañar al bebé, debes organizarte y tenerlo todo preparado para que no te falte nada al momento de iniciar este agradable ritual diario.

 

Los productos imprescindibles a la hora de bañar a tu hijo son:
  1. Jabón
  2. Shampoo para bebés
  3. Toalla de algodón
  4. Termómetro de baño
  5. Una bañera especialmente indicada para bebés (ya sea móvil o fija).

 

Ten a la mano lo necesario para la rutina de limpieza del bebé.

Para después del baño necesitarás: 
  1. Un peine
  2. Cepillo suave
  3. Pañales (necesitarás un par ya que sucede con mucha frecuencia que ensucian el pañal en cuanto se les pone, y hay que cambiarlos de nuevo)
  4. Ropa limpia
  5. Loción corporal
  6. Trozos de algodón
  7. Ropa
  8. Dos pañales
  9. Crema hipoalergénica

 

Precauciones para evitar accidentes:
  • Nunca lo dejes solo durante el baño.
  • Lava siempre la bañera antes y después de cada uso.
  • Evita utilizar talco o colonia durante los primeros meses.
  • Revisa la piel del bebé durante el baño para descartar problemas cutáneos.
  • Sécalo bien, incluyendo los pliegues de la piel (zona del pañal, barbilla, etcétera).

 

¿Cómo hacerlo?

1. Antes de empezar con el ritual del baño, comprueba la temperatura del cuarto de baño (entre 22 y 25 oC) y del agua de la bañera (entre 35 y 37 °C).

2. Siéntalo en tus piernas o acuéstalo en su cambiador para quitarle toda su ropita, menos el pañal. Arrópalo en una toalla y límpiale sus ojos, boca, oídos y nariz con un algodón húmedo (sigue los pasos del capítulo anterior: “Limpieza”).

3. La forma idónea de tomar al recién nacido es con el brazo derecho, con la cara interna del codo sosteniendo la cabecita y las manos. Una vez que tengas a tu hijo bien sujeto, solamente deberás inclinarlo sobre la bañera y, con la mano izquierda, empezar a lavarle la cabeza, aclarando bien con el agua. De ahí, puedes ir bajando por el resto del cuerpo, siempre de arriba abajo: axilas, brazos, espalda, pancita, piernas, pies. Para limpiar con jabón la parte trasera del bebé, deberás girarlo cuidadosamente.

 

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES

El baño, además de fomentar la higiene, también es el momento ideal para cuidar su piel y estar pendiente de cualquier irritación. Cuando sea más grande dale tareas sencillas para que te ayude a bañarse, como pasarte el shampoo, quitarse el jabón o aplicarse loción humectante por sí solo. Revisa que lo haga bien y dile cómo puede mejorar, esto le empezará a dar responsabilidades e independencia. Además, es el mejor momento para que conozca su cuerpo.

 

¿Aún no estás seguro de los artículos que necesitas para bañar a tu bebé? Checa este artículo 🧼🧽

L de Limpieza