- Publicidad -

Ácido fólico

Lo han escuchado nombrar en varias ocasiones, siempre enfatizando su importancia en el embarazo pero, ¿qué es el ácido fólico?, ¿cuál es su función?.

En 1930 la doctora Lucy Willis y su asistente M. M. Metha descubrieron que esta vitamina hidrosoluble del complejo B podía curar la anemia por deficiencias dietéticas en las mujeres embarazadas, y después se aisló de las hojas de espinaca. El cuerpo humano no puede producirlo, así que debe obtenerse de los alimentos como lentejas, brócoli, pan de trigo integral, cacahuates, espinacas y frutas cítricas. Para facilitar su absorción, los médicos recomiendan tomarlo en forma de suplemento alimenticio.

¿CUÁNDO DEBO EMPEZAR A TOMAR ÁCIDO FÓLICO?

Puesto que los defectos del tubo neural se desarrollan dentro de las primeras semanas de embarazo (antes de que puedas detectarlo), es necesario preparar al cuerpo y consumirlo desde el momento en el que deseas concebir.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE DURANTE EL EMBARAZO?

Su ingesta oral ayuda a que el cuerpo alcance los requerimientos necesarios, además evitará que tu pequeño desarrolle malformaciones del corazón, paladar hendido y labio leporino, espina bífida, defectos de la pared abdominal y demás malformaciones. Además, disminuirá el riesgo de anemia y enfermedades hipertensivas del embarazo como la preeclampsia.

¿CUÁL ES LA DOSIS CORRECTA?

Tu médico te indicará la dosis correcta, pero en general se recomienda que todas las mujeres en edad fértil tomen 0.4 mg al día, debido a que más del 50% de los embarazos no son planeados y las mujeres suelen darse cuenta de que están embarazadas entre la cuarta y la sexta semana de gestación, momento en el que ya se presentaron los cambios del tubo neural, evento altamente ligado a malformaciones congénitas.

Si no ingieres la cantidad necesaria, podrías presentar diarrea, dolor en la lengua, pérdida de apetito y peso, debilidad, dolor de cabeza, taquicardia e irritabilidad. También correrías el riesgo de tener preeclampsia, anemia y mal desarrollo de la placenta.

Si presentas alguno de estos síntomas o tienes antecedentes de tus embarazos anteriores, debes acudir al médico para planear tu embarazo y determinar las acciones necesarias para evitar complicaciones.

¿PARA QUÉ SIRVE?

Su función principal es la formación de nucleoproteínas que intervienen en la producción de células y transmisión de rasgos genéticos hereditarios.

Ayuda a la producción de hemoglobina, sustancia importante para el transporte del oxígeno en los glóbulos rojos. Además, en conjunto con las vitaminas B6 y B12, controla el nivel de homocisteína en la sangre, asociado a enfermedades cardiovasculares e hipertensivas del embarazo.

ESPECIALISTA

Dr. Enrique García Lara | Ginecología y Obstetricia | engarcialara@yahoo.com

Texto publicado en el libro Nuestro Hijo: guía médica de Editorial Leto

- Publicidad -

Artículos Populares

- Publicidad -
Publicidad