Preparándose para salir de nuevo

Aún nos encontramos a la espera de las indicaciones de las autoridades para retomar actividades fuera de casa que involucren salir con tus pequeños además del regreso a clases. Es buen tiempo para sensibilizarlos de cuales son los siguientes pasos, las recomendaciones que deben tomar en cuenta cuando esto suceda y cual es su papel cuando estén de nuevo fuera de casa. Si aún no lo has hecho te recomendamos algunas acciones.

Habla con tu hijo sobre COVID-19

  • Es probable que los niños ya hayan escuchado algo durante este tiempo sobre COVID-19 en sus clases en línea de la escuela, internet, conversaciones en casa, televisión o todas las anteriores.
    Es importante, conocer primero cual es la información que ellos saben y cómo la interpretan para así tratar de resolver sus dudas concretas de forma simple, honesta y creativa.
  • Dedica tiempo suficiente para resolver sus inquietudes adaptando las respuestas a su capacidad de comprensión y de ser posible, utilizar apoyos como cuentos o hazlo a través del juego.

Los pequeños deben estar informados, eso ayuda a que respondan mejor y se sientan menos inquietos. Limitar el acceso a la información a los niños en lugar de «protegerlos» puede crear preocupación. Se recomienda preguntarles de forma periódica que piensan acerca de la situación, cómo se sienten y platicar del tema en familia de forma tranquila, involucrándolos en la toma de decisiones y en las rutinas que se adquieran.

Si regresa a la escuela es importante comprenda porque algunas cosas se llevarán a cabo de forma diferente y esté dispuesto a participar siguiendo las indicaciones que los maestros le proporcionen.

Establece cuales son los cuidados que debe tener para prevenir la infección por COVID-19 

Tomar medidas de higiene personal y distanciamiento social disminuye la posibilidad de contagio por COVID-19. Incorpóralas a la rutina familiar, pon el ejemplo y reafirma su aplicación con tus hijos. Explícales que por ahora es importante que lleven a cabo estas medidas:

  • Lavarse las manos con agua y jabón, especialmente después de haber estado en un lugar público, o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Cubrirse la cara al toser o estornudar con un pañuelo o la parte interna del codo; y enséñales la manera de hacerlo.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Realizar distanciamiento social, quedarse en casa y evitar el contacto con otras personas, especialmente reuniones con varias personas.
  • Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas aunque sean familiares o amigos.
  • Evitar viajar a áreas altamente infectadas.

Refuerza en familia la forma correcta de lavarse las manos

Es muy importante realizar un adecuado lavado de manos para prevenir el contagio por COVID-19 y muchas enfermedades más. Inculca a tus pequeños lo importante que es incorporar este hábito antes de comer, después de sonarse la nariz, toser o estornudar y después de ir al baño.


Los pasos para un adecuado lavado de manos son:
• Paso 1: Mojar las manos con agua y aplicar suficiente cantidad de jabón.
• Paso 2: Frotar toda la superficie de las manos durante un mínimo de 20 segundos. Incluyendo el dorso, las palmas, el espacio entre los dedos, las uñas y el pulgar.
• Paso 3: Enjuagar bien las manos y secarlas con un trapo limpio o una toalla de un solo uso.
Si no se tiene un lavabo cerca, se puede utilizar un desinfectante que contenga al menos 60 % de alcohol.

El uso de una mascarilla o cubrebocas para salir de casa

  • Si tienes que salir de casa con tus pequeños, se recomienda que cubran la cara con un pañuelo, mascarilla casera de tela o cubrebocas. No es necesario el uso de mascarillas médicas (quirúrgicas especializadas). 
  • Cuando se retiren la mascarilla, se debe evitar tocar los ojos, la nariz o la boca,
    y lavar las manos inmediatamente.

La importancia de hábitos sanos 

Aprovecha este periodo para reforzar también lo importante de hábitos como: realizar actividad física, mantener una dieta balanceada, una adecuada calidad del sueño, reducir los niveles de ansiedad, mejorar el humor y disminuir el riesgo de sobrepeso en los niños.

Haz consiente a tu pequeño de mantenerlos a lo largo de su vida ya que todas estas acciones repercuten en un mejor estado físico, refuerzan su sistema inmune y lo hacen menos vulnerable a enfermedades.

Tal vez tu pequeño ya quiera salir, disminuye su ansiedad con tiempo juntos, diviertanse pasando buenos momentos en casa y preparándose para re incorporarse protegidos e informados. 

*Información publicada originalmente en la Guía informativa sobre COVID-19 para padres de familia y tutores en base a la información surgida de la pandemia.