Seguro has visto uno de estos, y si tienes la fortuna de ser mamá traes un par siempre contigo o has corrido a buscarlo de emergencia.