- Publicidad -

Consejos para la llegada de tu segundo bebé

¡Lo hiciste de nuevo! Vas a vivir la maravillosa experiencia de ser mamá por segunda vez. Sabemos que es un evento feliz y emocionante, Esperarlo y vivirlo como padres es un poco distinto a como lo percibe tu primer hijo. Para afrontar las responsabilidades añadidas y mejorar la vivencia de tener un segundo hijo, pruebe los siguientes consejos antes del “gran día”.

  • Piensa en comidas fáciles y rápidas de preparar. Si te apetece cocinar antes de que nazca el bebé, prepara el doble de comida y congélela. Cuando ya haya nacido el bebé, te resultará difícil encontrar energía para ponerse a cocinar. Ten recomendamos también tener a mano los menús de algunos restaurantes que preparan comida para llevar, incluyendo unos pocos que repartan comida a domicilio.
  • Considera la posibilidad de reorganizar el sistema de lavar la ropa, reservando un cesto para cada miembro de la familia o para cada niño a fin de que les resulte más fácil clasificar y doblar la ropa. La acumulación de ropa sucia suele ser la principal queja de los padres: parece triplicarse cuando llega un nuevo bebé, de modo que hay que organizarse.
  • De ser posible, utiliza artículos que ya tenga en casa (o que le presten sus parientes), en vez de tener que comprarlo todo nuevo. Siempre que cumplan los criterios de seguridad establecidos, los artículos “de segunda mano”, como cunas, moisés, coches de paseo, sillas, tronas y la ropita del bebé, pueden ayudarle a ahorrar tiempo y dinero.
  • Guarda en el coche una bolsa llena de pañales y de todos los elementos necesarios para estar siempre bien preparado. Muchos padres guardan en el coche una bolsita de juguetes para el hermano mayor y una bolsa de pañales, toallitas limpiadoras, un cambio de ropa y una manta extra para el bebé.
  • Tengan un libro o una cajita de juguetes a mano en su habitación, en el cuarto de estar e incluso en el lavabo o en el cuarto de la lavadora para ofrecérsela a su hijo mayor a fin de que se entretenga mientras alimentas al bebé, lo bañas o realizas tareas domésticas.
  • Pide a algún familiar que pase varios días en tu casa tras el nacimiento del bebé, si no te incomoda. Esa persona no solo lo hará encantada, sino que podrás disfrutar de momentos de descanso que tanto necesitas con su apoyo.
  • Si es posible, contrata un servicio de limpieza que se encargue de las tareas domésticas una vez por semana durante un par de meses tras el nacimiento del bebé.
  • Infórmate sobre programas y clases que ofrecen actividades y apoyo social para familias con hijo pequeños.
  • No te olvides de atender tus propias necesidades. Mímate, incluso con algo tan sencillo como cortarse el cabello o darse un baño con velas y música, para relajarse tras un día agotador.

Concede a todo el mundo un poco de tiempo para acostumbrarlos a la “nueva realidad” de tener a un segundo hijo en casa. Entonces, podrás celebrar los muchos aspectos positivos de ser una familia más extensa.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

Puedes ver el artículo original aquí

 
- Publicidad -

Artículos Populares

Seguridad en el hogar

Síndrome de Down

Enfermedades de la piel

Boca y garganta 

Preeclampsia y eclampsia

- Publicidad -
Publicidad