Algunos recién nacidos duermen hasta 18-19 horas al día. Los recién nacidos se despiertan cada pocas horas para comer. Los bebés amamantados se alimentan con mayor frecuencia, aproximadamente cada 2-3 horas. Los bebés que se alimentan con biberón se suelen alimentar con menos frecuencia, aproximadamente cada 3-4 horas.

El sueño es vital para el desarrollo de los niños.

  • A medida que el bebé va creciendo, necesita dormir menos horas. Los bebés necesitan dormir muchas más horas que un niño de cuatro años.
  • Hasta los 6 meses: Durante los primeros meses de vida del bebé, lo normal es que el niño duerma unas 16 horas, repartidas entre la noche y varias siestas durante el día. Por la noche puede llegar a dormir unas 6 u 8 horas seguidas, aunque la mayoría de los bebés se despiertan para la toma nocturna.
  • De 6 a 12 meses: Por la noche, el bebé debería dormir unas 12 horas, aunque por lo general no las dormirá seguidas, porque el niño se despertará para tomar el pecho.
  • Durante el día, dormirá menos, unas 3 o 4 horas repartidas en dos siestas: una por la mañana más cortita y otra por la tarde más larga.
  • Entre el año y los 18 meses: En total, el niño dormirá unas 13 horas y media. La mayor parte debería dormirlas por la noche, aunque es aconsejable que duerma una par de horas durante el día.
  • A los 2 años: El sueño nocturno del bebé será de unas 12 horas y durante el día debería dormir una siesta de una o dos horas después de comer.
  • A los 3 años: El sueño del niño se reduce un poco. Por la noche, debe dormir 11 horas y es aconsejable que haga una siesta de una hora.
  • A partir de los 4 años: La mayoría de los niños duermen entre 11 y 12 horas por la noche y ya no necesitan la siesta durante el día.