¿Por qué darles vitaminas?

Sería maravilloso que los niños comieran todo lo que les damos para proporcionarles la nutrición completa que necesitan de vitaminas, proteínas y minerales. Nuestro cuerpo realiza miles de reacciones químicas para que el desarrollo celular funcione con normalidad, haciendo imprescindible tener disponible la cantidad adecuada de vitaminas durante estos procesos.

A pesar de los esfuerzos de proporcionar una dieta variada y balanceada a los niños, hay que tomar en cuenta que :

No existe ningún alimento que contenga las 13 vitaminas identificadas para un correcto desarrollo, ni tampoco existe uno que contenga solamente una.

La carencia de vitaminas esenciales para el crecimiento puede producir enfermedades. Hablando específicamente de las vitaminas A, C y D —tres de las vitaminas esenciales en el crecimiento—, la deficiencia de alguna de ellas puede provocar:

VITAMINA A

  • Piel seca, cabello seco o pérdida del cabello.
  • Uñas quebradizas, opacas y secas.
  • Visión borrosa.
  • Retardo en el crecimiento.
  • Infecciones frecuentes.

VITAMINA C

  • Disminución en la producción de colágeno.
  • Cansancio o debilidad.
  • Inflamación de encías que sangran fácilmente.
  • Hemorragias cutáneas.

VITAMINA D

Huesos delgados, quebradizos o deformes (fijación inadecuada de calcio).

La mayoría de los niños no alcanzan los niveles óptimos de algunas vitaminas esenciales para su crecimiento. Afortunadamente existen formas de proporcionárselas, Adekon-C® puede complementar sus requerimientos diarios de vitaminas A, C y D.

Si requieres más información sobre la nutrición de tu bebé consulta a tu pediatra.