Ventajas de tener hermanos y las de no tenerlos

Tener hermanos puede ser un gran cambio para todos y sobre todo para el hermano que llegó primero.

Aunque parece obvio que los hijos únicos reciben mejor y mayor atención de sus padres, los expertos afirman que los niños que crecen acompañados de hermanos desarrollan mejor sus capacidades afectivas, controlan sus emociones y se acostumbran a brindar y recibir protección por alguien cercano.

Cada familia es particular, por lo que la decisión sobre el número de hijos depende del objetivo y deseos de la pareja que deberá cubrir las necesidades económicas y afectivas de los niños. Sin embargo, es importante considerar los efectos que la presencia o ausencia de hermanos puede tener en los niños.

Estos son algunas ventajas que obtienen los niños que crecen acompañados de hermanos:

• Desarrollan mayor seguridad en sí mismos, pues se sienten constantemente protegidos por sus hermanos mayores. Asimismo, el hijo mayor desarrolla antes su sentido de responsabilidad y se vuelve protector de los más pequeños.
• Son más sociables, pues al contar siempre con un compañero de juegos y aventuras se acostumbran a convivir con otras personas y conforme crecen desarrollan confianza en otros seres humanos gracias a esa convivencia fraternal.
• Las peleas entre hermanos que muchas madres temen son un entrenamiento para los niños, pues al crecer deberán aprender a controlar sus sentimientos pero expresar y defender sus opiniones con firmeza; los hermanos son el primer acercamiento con alguien con quien puede tener ideas distintas, enfrentarlas y resolverlas, sólo debes cuidar que no lleguen al daño físico.
Por otro lado, tener una infancia sin hermanos también tiene ventajas:
• Efectivamente los padres dedican mayor tiempo y atenciones al pequeño, por lo que crece con sus necesidades satisfechas y es feliz durante la niñez; aquí el riesgo lo corren los padres que si no controlan su instinto pueden volverse sobreprotectores y limitar el desarrollo individual de su hijo o hija.
• Al ser el centro de atención de los padres, es común que éstos le exijan excelencia en la escuela y cualquier otra actividad que lleve a cabo, cuando esto es manejado positivamente puede desarrollar el liderazgo desde muy pequeño.
• Aprenden a ser más responsables de cada una de sus acciones, pues no cuentan con un plan de emergencia o alguien a quien “echarle la culpa” cuando cometen algún error o travesura, por lo que siempre tienen que enfrentar las consecuencias de sus actos.

Analiza estas ventajas y evalúa el tipo de familia que deseas tener junto con tu pareja, así podrán tomar la mejor decisión para ustedes y sus posibles hijos.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram