¿Vacunarse durante el embarazo?… ¡Excelente idea!

El tema sobre las vacunas durante el embarazo está en auge después de que apareciera un repunte de tos ferina en los últimos años y que en estos meses se ha cobrado la vida de algunos bebés.

Por ello, actualmente se cuestiona sobre la importancia de la vacunación de las mujeres gestantes debido que en algunas enfermedades, la vacunación de la embarazada es la única forma de que el futuro hijo tenga los anticuerpos necesarios para estar protegido durante los primeros meses de vida.

Es importante diferenciar dos etapas en la inmunización materna:

  1. Antes del embarazo
  2. Durante el embarazo
Antes del embarazo

Cuando se planea el embarazo la mujer debería comprobar si tiene todas las dosis de las vacunas de adulto, para proteger al futuro bebé, ya que algunas enfermedades pueden causar serios problemas en el feto e incluso la muerte.

Entre estas vacunas se incluyen la rubéola, que además protege de las paperas y el sarampión, y si no ha pasado la enfermedad, también debería estar vacunada contra la varicela.

Estas vacunas solo pueden administrarse antes del embarazo, puesto que son vacunas de virus vivos.

Durante el embarazo

Una vez la mujer está embarazada se recomienda que reciba ciertas vacunas. Aunque por lo general, se suele tener en cuenta su edad, estilo de vida y condiciones médicas. Algunas de las vacunas que se aconsejan durante el embarazo son las siguientes:

Gripe

Una de las vacunas recomendadas durante el embarazo es la gripe. Siempre y cuando el embarazo se produzca en el período de circulación del virus que suele ser entre diciembre y marzo en los países que se encuentran en el hemisferio norte, y de febrero a abril en los países del hemisferio sur.

Por lo general, la vacuna se suele administrar a partir del primer trimestre de embarazo. Es una vacuna segura y no se han encontrado efectos adversos en el feto.

Cuando la mujer está embarazada es más propensa a contraer el virus de la gripe y los episodios son más graves de lo normal. Además, según explica Francisco Álvarez, secretario del comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría en el diario El Mundo, cuando la gripe se da en el primer trimestre del embarazo se ha asociado a un número mayor de malformaciones cardíacas, labio leporino y defectos del tubo neural. Por otro lado, cuando la enfermedad aparece en el segundo o tercer trimestre, se asocia a un aumento del número de abortos, partos prematuros y un bajo peso al nacer.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram