¿Tu hijo se chupa el dedo o aún utiliza chupón?

¿Tu hijo se chupa el dedo o aún utiliza chupón?

Hay bebés que desde antes de nacer ya tienen el dedo metido en la boca, y es que la succión les da placer, alivio

Y sin estar aún en el mundo cogen el hábito que después es difícil quitarlo.

Pero, ¿cuál de las dos opciones de succión es mejor: el dedo o el chupete?

Así como hay niños que usan chupete o succionan los dedos de sus pequeñas manos, también hay niños que encuentran el placer que les ocasiona la succión en el pezón de la madre o con la tetina del biberón y no quieren ni chupete ni dedo pulgar, pero son pocos estos casos.

Durante los dos primeros años de vida, no hay que darle más importancia ya que es una forma en la que el pequeño encuentra relajación succionando. Sin embargo, es una costumbre del niño que debemos vigilar conforme pasan sus primeros años.

¿Es bueno usar chupete o succionar los dedos?

Aspectos positivos de la succión

A los pequeños, el succionar el chupete les ayuda a dormir mejor, se sienten tranquilos, se relajan y concilian el sueño de mejor manera. Además, la succión le proporciona placer y bienestar.

Cuando se sienten estresados, cansados o enfadados, succionar les ayuda a descargar esa tensión acumulada.

Cuando va paseando por la calle en su carro empujado por la mamá, el papá o algún ser querido y él está con su chupete, o en casa mientras juega, o en cualquier contexto… se sentirá seguro y protegido.

Aspectos negativos de la succión

Si el niño tiene chupete más tiempo del indicado puede tener un riesgo muy alto de que la conformación de su boca y dientes se vea gravemente perjudicada. Es por eso que nunca se debe prolongar el uso del chupete más allá de los dos años y medio o tres de edad.

Chupete vs Dedo

Puede que a estas alturas del artículos aún te quede la duda ¿Qué es mejor para mi bebé? ¿El dedo o el chupete? A continuación intentaré resolverte esta duda.

Con el chupete, una clara ventaja que tendrán como padres es que ustedes pueden dosificar su uso pudiendo controlar cuándo el niño lo succiona, priorizando los momentos adecuados para que se tranquilice, como por ejemplo en el momento de irse a la cama.

Con el dedo pulgar es diferente porque siempre estará a su disposición e incluso puede que su paladar se vea más afectado que si utiliza el chupete en sus primeros años de vida, porque el dedo ejerce más presión que beneficia para la deformación que con el chupete.

Related posts

Adaptación a la escuela

Adaptación a la escuela

Nuestra capacidad de adaptación a las nuevas situaciones no se puede comparar con los recursos que tiene un niño para adaptarse. Nosotros contamos con un bagaje de experiencias que nos permite adaptarnos a las nuevas situaciones de una forma más suave y controlada. La capacidad de un niño para integrarse en un ambiente nuevo depende

La edad del por qué

La edad del por qué

“¿Por qué esto, por qué lo otro? Hijo… ¡qué pesado eres! ¿Por qué no te callas un ratito?” ¡Qué gran error decir eso a nuestros hijos! Un niño de 4 años que pregunta a todas horas es un niño sano. Lo contrario podría hacernos pensar que tiene algún problema, o bien que hemos adoptado una

Comentar