Tips para sacarle el aire a tu bebé después de que se haya alimentado.

Tips para sacarle el aire a tu bebé después de que se haya alimentado.

Se estima que el 30 por ciento de los casos de cólico en el bebé es caracterizado por llanto inconsolable, distensión abdominal, flexión de piernas y puños cerrados que están relacionados con la presencia de gases.

De allí que sea clave tanto la técnica de alimentación como la expulsión de estos para evitar dicho malestar.

Lo ideal es que la madre esté sentada cómodamente, con la espalda recta o con apoyo y su bebé semisentado (cabeza apoyada en el brazo). A veces, por cansancio, las mamás alimentan a sus hijos de forma horizontal, es decir, acostadas sobre la cama, pero esta posición no es recomendable. Tampoco, acostar al bebé para amamantarlo.

Los gases se sacan mientras haya lactancia. Cuando el pequeño se sienta por su cuenta, los expulsa solo (a los 6 meses).
Posiciones básicas

Los bebés, al expulsar los gases, pueden devolver un poco de leche (especie de vómitos pequeños que solo deben mojar la cara del bebé), de aspecto cortado, que se conoce como regurgitación. Para este caso, es conveniente que la madre coloque una toalla sobre su hombro, que a la vez evita que el pequeño se escurra cuando lo apoya sobre esta.

Después de sacarle los gases, recostarlo boca arriba, en posición inclinada sobre su cuna (20 a 30 grados de elevación).

Primera posición Sostenerlo de manera vertical

Apoyar sus pompis en el antebrazo correspondiente al hombro por donde va a expulsar los gases; la boca y nariz deben estar a la altura del oído de la mamá para que logre escuchar la respiración de su hijo y el momento en el que expulsa los gases. Con la otra mano puede frotar suavemente la espalda del pequeño no darle palmadas. Se debe sostener esta posición de 3 a 5 minutos mientras expulsa los gases.

Segunda posición

Sentarlo sobre el regazo. Inclinarlo con seguridad hacia delante (colocar una toalla sobre la pierna en caso de que regurgite) y luego moverlo hacia los lados en forma circular, girando su tronco. La mano debe sostener la cara del bebé -hacer una U sobre su quijada-, al tiempo que apoya su pecho. La otra debe quedar libre para cualquier emergencia. Hay que evitar hacer presión sobre al abdomen del niño porque podría inducirle el vómito.

Tercera posición Ponerlo boca abajo sobre el regazo y ayudarlo con frotes suaves en la espalda.

Related posts

Estableciendo el orden: regreso a la escuela

Estableciendo el orden: regreso a la escuela

Volver a la rutina después de unas increíbles vacaciones puede parecer algo difícil. Encontremos juntas la solución para que ese regreso a la escuela sea fácil. Las vacaciones de verano significan no levantarse temprano, poder ver en la televisión sus programas favoritos desde la mañana, olvidarse del uniforme y de hacer tareas y trabajos… al

La importancia de dar pecho a los bebés

La importancia de dar pecho a los bebés

La lactancia materna debe prepararse durante el embarazo. De esta manera, la madre se prepara psicológicamente al mismo tiempo que almacena reservas. Si las condiciones son óptimas, el bebé disfrutará de los enormes beneficios que proporciona la leche materna. ¿Quieres conocer cuáles son estas ventajas? • Es aconsejable almacenar, durante el embarazo, el máximo número

Comentar