Tips para decirle a tu hijo que su mascota murió

Las mascotas son consideradas como un integrante más de la familia, cuando estas enferman o mueren por ley de vida, provocan un vacío que es difícil de llenar

De seguro, a ti como a cualquier otra madre o padre, te encantaría que tu hijo no pase por ésta experiencia; sin embargo, ésta como muchas otras vivencias que tienen un componente de angustia, impotencia y dolor son realidades que se presentan en la vida y que tu hijos tiene que aprender a sobrellevar.

Consejos para hablar con los niños

Comunicarle a tu hijo que su mascota murió será una situación difícil para ambos, por eso lo ideal es escoger un momento en donde todos estén tranquilos y haya tiempo suficiente para hablar. Piensa antes cómo encarar la conversación, es necesario que emplees palabras que tu niño pueda entender según la edad que tenga; habla pero a la vez dale tiempo para que asimile la información y pueda elaborar posibles preguntas que le surjan.

Qué no decirle a los niños

Debes ser sincera y buscar la forma de decirle a tu niño que su mascota ha muerto; a veces los adultos tendemos a realizar ciertas metáforas para suavizar la verdad y resulta peor; por ejemplo, si le dices a tu hijo que su mascota ha entrado en un largo sueño, puede que él luego tenga problemas para dormir debido al temor de entrar también en un largo sueño.

Tampoco le digas que su mascota ha ido o que se perdió, esto alienta la falsa esperanza de que en cualquier momento pudiera regresar.

Lo que puedes decirle al niño

Una forma de ir preparando el terreno antes de que éste momento llegue, es hablando con los niños acerca de lo que sucederá, sobre todo si la mascota se encuentra enferma o ya tiene mucha edad.

Lo mejor es decirle al niño que su mascota se ha ido, que está descansando en paz porque ya era hora de partir y que es parte de la vida, nacer, vivir y morir.

Explícale la diferencia entre los años de la mascota en relación a los años de los humanos.

Si en tu infancia has vivido situaciones similares, es una buena idea que les cuentes lo sucedido.

Algo favorable a realizar es una especie de ceremonia, todos necesitamos elaborar el duelo al perder a un ser querido, y los niños no son la excepción; así es que puedes organizar un entierro en el que tu hijo pueda aportar algo significativo para su mascota y enterrarlo junto a ella, por ejemplo, un peluche, un juguete, o dibujo.

Después de un tiempo, cuando todo haya vuelto a la normalidad, podrías pensar en adquirir una nueva mascota.

Las mascotas son seres importantes para nuestros hijos, sobre todo cuando éstos son muy apegados al animal, o cuando son responsables de alimentarla, pasearla, o bañarla. Los adultos también nos encariñamos con las mascotas y cuando estas mueren también nos apenamos, pero para nuestros hijos puede significar su primera pérdida importante y por eso debemos medir las palabras que usaremos para explicarles la partida de un mascota.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram