Tips Para Cuidar Los Dientes De Tu Hijo

Nuestros hijos deben realizar todos los hábitos de higiene, uno de ellos es el del lavado de dientes después de cada comida

Desde que nuestros hijos son pequeños debemos enseñarles a adquirir hábitos de higiene con respecto a su cuerpo.

Ducharse a diario, lavarse las manos con la frecuencia necesaria, cepillarse los dientes después de las comidas y lavarse el pelo.

Los niños deben asumir estas necesidades de higiene desde que son muy pequeños, sino cuando sean mayores no le darán la importancia debida y la limpieza corporal tiene mucha repercusión en las relaciones sociales.

Los recién nacidos y los bebés no tienen dientes, pero también es importante el cuidado de la boca y las encías.

Desde que son pequeños hay que llevar una educación en la higiene dental. Hay que tener cuidado y prevenir posibles problemas:

Limpiar las encías del bebé después de cada comida.

Comenzar a usar un cepillo de dientes suave en lugar del paño para la limpieza de los dientes del niño tan pronto como aparezca el primer diente.

La primera visita del niño al dentista debe ser entre la aparición del primer diente y el momento en que lo tenga todos.

El niño debe limpiar los dientes y encías como mínimo dos veces al día y particularmente antes de ir a la cama.

Llevar al niño al dentista cada unos seis meses y comentarle si el niño se chupa el pulgar o respira a través de la boca.

Cuando le salgan los dientes permanentes, debe usar seda dental cada vez que se lave los dientes.

El dentista u odontólogo nos dirá cuando el niño puede necesitar aparatos ortopédicos o extracciones para prevenir problemas a largo plazo.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram