¿Tienes problemas para embarazarte?

¿Tienes problemas para embarazarte?

Muchas parejas sufren porque no pueden concebir, lo cual, a pesar de ser un problema recurrente, tiene muchas alternativas.

Lo más importante es que platiquen y que vayan al doctor para determinar si la situación se debe a alguna circunstancia física o psicológica.

La primera señal de que hay algún inconveniente es haber intentado embarazarse por más de un año y no haberlo logrado.

Actualmente, hay doctores que se especializan en este tipo de problemas y la mayoría de las parejas se acercan a uno porque su vida profesional los ha llevado a postergar la búsqueda de una familia. En la mayoría de los casos, esto se debe a que la mujer suele enfocarse en su realización profesional, lo que la lleva a dejar de lado la maternidad; al acercarse a los 35 años de edad, las posibilidades de quedar embarazada disminuyen hasta en un 50% en comparación con una mujer de 25.

Se calcula que una de cada siete parejas en edad fértil ha tenido algún tipo de problema para procrear; en los últimos 15 años la incidencia de infertilidad ha aumentado entre 15% y 20%.

La primera señal de que hay algún inconveniente es haber intentado embarazarse por más de un año y no haberlo logrado, por ello, es importante que acudas junto con tu pareja a una cita con un especialista.

En la primera visita les harán preguntas a ambos, así que él también tiene que estar presente. Los cuestionamientos del médico serán sobre su vida íntima y algunos de ellos son:

Una vez completada esta fase habrá que hacerse análisis, con el fin de saber qué está pasando.

Las mujeres suelen someterse a:

Análisis de sangre:

para determinar el nivel y producción hormonal, así como de anticuerpos.

Cultivo de flujo vaginal:

con el fin de analizar las secreciones vaginales y saber si existen gérmenes que promuevan la clamidia, gonorrea, candidiasis, entre otros padecimientos.

Ecografía:

sirve para evaluar la fisiología del aparato reproductor.

Test de clomifeno:

para estudiar el funcionamiento de los ovarios mediante la administración de clomifeno durante los días 5 y 9 del ciclo menstrual y valorar la respuesta de la hormona foliculoestimulante (FSH) en los días 3 y 10.

Registro de temperatura basal:

ayuda a diagnosticar la ovulación, es decir, el período en el cual eres fértil. Para ello, debes medir tu temperatura, ya sea rectal o bucal, antes de levantarte de la cama. El primer día para hacerlo es cuando se presente la menstruación y debes llevar un registro puntual; cuando haya un ascenso de 0.5º C., quiere decir que la ovulación comenzó 24 hrs. antes.

Biopsia endometrial:

se obtiene una muestra de la mucosa del endometrio para analizar las células y determinar si presentan alguna anomalía.

Histerosalpingografía:

con la ayuda de un contraste, se toma una radiografía del útero y las trompas de Falopio, con el fin de descartar obstrucciones, pólipos, quistes, cicatrices, entre otros.

Laparoscopia:

requiere anestesia general, ya que el médico debe introducir una cámara para estudiar tu sistema reproductivo, con esto podrá saber si padeces alguna enfermedad, como endometriosis, adherencias en las trompas de Falopio, miomas u obstrucciones.

Test de Sims:

busca anticuerpos en tu organismo, los cuales pueden estar atacando a los espermatozoides de tu pareja. Es necesario que tengan relaciones el día de la ovulación (antes del medio día) para que, posteriormente, el médico estudie el moco cervical.

Histeroscopía:

es indispensable para ver el interior del útero y saber si existe algún tipo de anomalía.

A tu pareja también le pedirán que se haga estudios éstos suelen ser:

Espermograma:

para analizar el semen con la finalidad de estudiar la cantidad, forma, movimiento y características de los espermatozoides.

Test de Sims:

sirve para identificar la cantidad, movilidad y forma de los espermatozoides. Para ello, se indica el mismo procedimiento que en el de la mujer.

Related posts

Limpieza en la bañera del bebé

Limpieza en la bañera del bebé

El baño del bebé no sólo es un momento para cuidar de su higiene, es principalmente un lugar de disfrute, para estimularle en contacto con el agua, jugar con él o dejar que se relaje. Bañar al bebé requiere unos cuidados específicos. Debemos sujetarle correctamente o nunca dejar de vigilarle si ya puede estar sentado,

Consejos para un padre

Consejos para un padre

Es cierto que una mujer no conoce al verdadero amor de su vida, hasta que tiene un hijo varón. Algo similar sucede en el caso de los hombres. Seguramente recordarás la primera vez que miraste a tu hija y experimentaste una nueva e inexplicable forma de amor, donde inmediatamente estuviste dispuesto a dar todo de

Comentar