Te decimos cómo quitarle el chupón a tu bebé

El chupete es un gran aliado de los padres y un compañero de aventuras para bebés y niños. Ahora bien, llegado el momento, ¿podemos ayudar de alguna manera al pequeño a deshacerse del chupete?

A continuación, queremos presentarte algunas buenas ideas para acompañar a tu hijo en el proceso de abandonar, de una vez y para siempre, su chupete. ¿Te interesa? Continúa leyendo ¡y pon nuestros consejos en práctica!

¿A qué edad deshacerse del chupón?

Como decíamos al principio de este artículo, el chupete es un aliado para los padres, que ayuda a los niños a tranquilizarse y relajarse. Muchos pediatras recomiendan el uso del chupete, ya que algunos estudios han sugerido que podría proteger contra la Muerte Súbita del Lactante.

Por supuesto, su utilización debe comenzarse después de que la lactancia materna esté correctamente instaurada, pudiéndose usar desde el nacimiento en bebés alimentados con biberón.

Ahora bien, la Asociación Española de Pediatría recomienda quitar el chupete tras el primer cumpleaños del niño. Esto se debe a que a partir del año de edad, el síndrome de la Muerte Súbita es excepcional y ya no sería necesaria la “protección” del chupete.

Sin embargo, todos los padres sabemos que el niño que utiliza chupete lo hace más allá de su primer año. Sobre los dos años sería aconsejable deshacerse del chupete para evitar posibles problemas en los dientes, como malposición o alteración de la mordida.

Si tienes dudas al respecto, consulta con tu médico pediatra o con un odontólogo infantil.

¿Cómo deshacerse del chupón?
Quitalo de manera progresiva

Una manera de deshacerse del chupete puede ser permitiendo que tu hijo lo use solamente por momentos. Es decir, si tu pequeño lo tenía todo el día en la boca, de a poco ve enseñándole que el chupete se utiliza solamente para dormir, por ejemplo.

Haz una ofrenda

Esta táctica suele ser bastante efectiva. Propón a tu hijo dejarle el chupete de regalo a Papá Noél, los Reyes Magos, el Ratoncito Pérez o cualquier otro personaje que le guste. Seguramente, le dejará un pequeño regalito a cambio.

Lee cuentos al respecto

Hay muchísimos cuentos en la literatura infantil que pueden ayudarte a deshacerte del chupete, como por ejemplo El libro dejachupetes o El chupete de Gina, entre otros.

Regala los chupetes

Sabemos que los chupetes no se regalan pero ¡tu hijo no lo sabe! Preparar una bonita cajita con todos sus chupetes y regalárselos a un bebé de la familia puede ser una magnífica idea para que tu hijo los abandone. Id juntos a entregar el regalo y asegúrate de que todo el mundo le diga que ha crecido mucho y es “muy mayor”.

Canjea el chupete

Los niños suelen utilizar el chupete para obtener consuelo. Por este motivo, lo piden cuando se caen, se lastiman, tienen miedo o sueño. ¿Qué te parecería si en cambio le ofreces a tu hijo un muñeco? Puede costar al principio pero ¡es un buen canje!

Dile un firme “no”

Si eres de esas madres a quienes no les tiembla el pulso aunque el niño llore o patalee, simplemente explícale que ya es mayor para usar chupete y que pronto el chupete comenzará a lastimar su boca. Luego, retira el chupete y sugiérele que le diga adiós. Mantente firme en tu decisión y no se lo devuelvas.

Prepara una fiesta de “adiós chupete”

Puede parecer una locura, no obstante, a tu hijo le servirá para despedirse de su compañero de aventuras. No es necesario que sea una gran fiesta, podéis ir juntos al parque, atar el chupete a un globo de helio y dejar que se vaya volando,enterrarlo en tu jardín o directamente en casa y permitir que tu hijo lo tire a la basura al terminar la despedida.

“Pierde” el chupete

Sin dudas esta es una de las opciones más utilizadas para deshacerse del chupete. Salid un día de paseo y al regresar, ¡el chupete ya no está! Puede ser difícil para tu hijo entender que el chupete se ha ido y no volverá, consuélalo con amor y paciencia.

Recuerda que tu hijo usa el chupete porque tú se lo has dado, así que ten paciencia para quitárselo. Evita enfadarte con él y/o gritarle. Por el contrario, es importante que le abraces, le consueles y le demuestres todo tu cariño. Crea con él nuevas rutinas que le permitan sentirse cómodo y contenido. ¡Mucha suerte en esta nueva aventura!

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram