Sinomarin |
Limpieza de la nariz del bebé

Limpieza de la nariz del bebé

Los bebés respiran por la nariz y no hay que hacer nada para facilitarles la respiración a menos que tengan la nariz obstruida y esto les impida respirar. En tal caso, lo recomendable es limpiar la nariz del bebé para que pueda respirar por ella y pueda comer adecuadamente.

Cuándo hacerlo

No hay momento predefinido, ya que si el bebé tiene la nariz obstruida y le está costando respirar y por lo tanto comer, lo mejor es tratar de limpiársela un poco; sin embargo sí es cierto que hay momentos en que el moco sale un poco más fácil, como después del baño, cuando el vapor del agua fluidifica un poco los mocos.

El suero fisiológico

Es la herramienta principal a la hora de limpiar la nariz del bebé y la más utilizada. Se trata de agua a la que se ha añadido sal para que esté en una proporción “fisiológica”, es decir, para que se asemeje a los fluidos de nuestro organismo.

El suero fisiológico ayuda a deshacer los mocos y a arrastrarlos para que el bebé los expulse o, bien, para que se los trague.

Soluciones hipertónicas de agua de mar

Las soluciones hipertónicas de agua de mar contienen numerosas propiedades de limpieza y descongestión. Por una parte, permiten la humectación y arrastre del moco para una limpieza fácil de las narinas del bebé; por otro lado, la mayor cantidad de cloruro de sodio, permite extraer el exceso de agua de la mucosa inflamada.

Diferentes presentaciones

Puede comprarse solución hipertónica de agua de mar en ampolletas pequeñitas, que lo hace más cómodo, seguro e higiénico para el bebé. Aunque también se puede encontrar en presentaciones adecuadas, con spray suave y tope de seguridad, para bebés un poco más grandes, infantes y niños (presentación 30 mL y 100 mL).

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram