Si tu hijo duerme mucho, ¿Es normal?

Si tu hijo duerme mucho, ¿Es normal?

Como padres es normal que nos preocupen las horas que duermen, tanto si duermen mucho como si no duermen nada

Cuando un niño duerme muchas horas (más de las que necesita) puede ser igual de contraproducente que si no duerme las horas adecuadas, ya que se encontrará igual de cansado como si le faltaran horas de sueño.

¿Cuánto necesita dormir mi hijo?

Si tu hijo es un recién nacido lo ideal es que duerma entre 16 y 20 horas repartidos entre las 24 horas que dura el día. A partir del tercer mes es adecuado que duerman entre 14 y 15 horas.

Si tu hijo ya ha empezado a comer sólidos (papillas), es decir a partir de los 5 o 6 meses, seguramente dormirá ya la mayor parte de las horas por la noche (10 – 12) y hará entre 2 y 3 horas de siesta (aunque si duerme menos no debes alarmarte).

Si tu hijo tiene más de dos años, dormirá unas 12 horas de las cuales una (mínimo) deberá ser para la siesta. Hay niños que a partir de los 3 años ya no quieren dormir la siesta pero necesitarán dormir unas 10 horas por la noche para estar descansados.

Si duerme mucho…¿es malo?

Todos, tanto niños como adultos, debemos dormir las horas que nuestro cuerpo necesita para recuperarse, pero es mucho más importante en la infancia, puesto que mientras duermen se desarrollan tanto física como mentalmente.

Si tu hijo duerme poco se sentirá más cansando, no crecerá bien, rendirá menos en los estudios, tendrá menos energía… pero si tu hijo duerme mucho, el cuerpo se relajará demasiado y su cuerpo se volverá más lento, sintiéndose cansado y sin ganas de hacer nada.

Si tu hijo normalmente duerme las horas necesarias y de repente empieza a dormir más de la cuenta, puede ser un síntoma de gripe, de anemia o de algún otro tipo de problema (como emocional en el colegio o en casa).

Hay menores que duermen más para afrontar sus dificultades, si notas algo de este tipo habla con él y averigua qué ocurre, si en cambio, piensas que se está poniendo malito, llévale al pediatra.

¿Qué debo hacer?

Si tu hijo duerme mucho pero ves que no tiene ninguna enfermedad que le haga dormir más de la cuenta, controla las horas que dedica al sueño. Si tu hijo duerme diez horas seguidas profunda y tranquilamente, todo va bien.

Si en cambio crees que duerme poco porque no está bien emocionalmente, trata de averigua qué es lo que le está pasando por la cabeza y qué es lo que le preocupa.

Pero te daré algunos consejos para intentar regular el sueño de tu hijo:

Intenta que sus horas de irse a la cama y de levantarse sean siempre las mismas, pero calcula que siempre duerma las horas que necesita.

Los fines de semana si se va a dormir más tarde, por la mañana no le dejes mucho rato en la cama, para ello desayunen todos juntos en familia y luego hagan planes para pasar el día.

Si algún día se siente cansado o quiere dormir la siesta, no se lo prohíbas, por un día no va a pasar nada.

Síguenos en:

Related posts

Enfermedades más comunes en bebés de 0 a 1 año

Enfermedades más comunes en bebés de 0 a 1 año

Durante el primer año de vida las enfermedades del bebé son frecuentes y en ocasiones peligrosas. Es muy importante consultar con los pediatras cuando tengamos dudas sobre el estado del bebé. En los primeros meses de vida (menos de 3 meses) las infecciones pueden ser graves, por lo que si el bebé tiene fiebre debe

La importancia de prevenir la obesidad infantil

La importancia de prevenir la obesidad infantil

La obesidad a lo largo de los años constituye un problema de salud pública, por ello se le considera como un padecimiento epidémico de los países desarrollados. En los últimos años por imitación y consumo de alimentos con alto valor energético se ha incrementado su frecuencia casi a nivel mundial. Para evitar la obesidad es

Comentar