¿Sabes hasta cuando tu bebé te dejará dormir toda la noche?

No puedes sentirte más feliz y afortunada teniendo a tu bebé contigo, pero ahora te invade con frecuencia una duda: ¿Cuándo dormirá mi bebé toda la noche? Es la pregunta del millón para cualquier madre primeriza que se encuentra con que los primeros meses de vida de su hijo implican dormir por pequeños intervalos cada noche.

¡Calma! Es absolutamente normal que los niños se despierten por la noche durante aproximadamente medio año. Se estima que para los 6 meses, una gran parte de los bebés comienzan a dormir toda la noche, pero el momento en que empezarán a hacerlo depende del desarrollo de cada pequeño.

El sueño del bebé

Para saber cuándo dormirá tu bebé toda la noche, debes conocer algunos detalles que hacen al sueño del bebé. En primer lugar, desde su nacimiento el sueño del niño es bifásico, con lo cual se despierta a menudo dado que, al acabar las dos fases, se desvela para comer y promover el contacto con la madre a fin de sentirse seguro.

A los 6 meses, el sueño del niño comienza a cambiar, llegando a poseer las 5 fases de las que disponemos los adultos. Cuando esto suceda, tu bebé dormirá toda la noche. Si bien el pequeño comenzará a dormir durante intervalos más prolongados, también se despertará durante la noche, pero podrá conciliar el sueño solito.

Escasos bebés de tan solo 3 meses logran dormir entre seis y ocho horas seguidas mientras que otros lo lograrán cuando lleguen a los 12 meses. Sin embargo, más del 70% de los bebés duerme toda la noche sin necesidad de alimentarse a los 9 meses.

No obstante, es menester considerar que algunos bebés se toman su tiempo para aprender a dormir toda la noche. Inclusive la realidad demuestra que uno de cada cinco niños de 2 años se despierta y llora por las noches, lo cual demuestra que la personalidad del pequeño también puede ser un factor influyente.

Tu bebé dormirá toda la noche, mas aléjate de los mitos

Al comentar tus desventuras nocturnas y preguntar cuándo dormirá el bebé toda la noche, seguramente te dijeron que los niños más grandes y los que comen alimentos sólidos concilian fácilmente el sueño. No sigas estos consejos, pues lo que realmente influye es su edad, no su tamaño ni la alimentación.

Incluso puedes haber oído que si le das por la noche cereal al bebé dormirá más tiempo, lo cual tampoco es verdad. Contrariamente, esta práctica implica un peligro de asfixia, ya que ofrecer sólidos en edades no adecuadas impide que el bebé absorba los nutrientes tanto de la leche materna como de fórmula.

El sistema digestivo aún inmaduro del pequeño no está preparado para ingerir alimentos complementarios hasta la mitad del primer año de vida, por lo cual los alimentos sólidos durante esta etapa pueden dañar el estómago del bebé. Por eso, los especialistas recomiendan amamantarlos durante los primeros 6 meses de vida.

¿Qué debo hacer para ayudarnos a pasar las noches?

Por supuesto, si pasas la noche en vela, repercutirá en el cansancio que sentirás durante el día. Por ello, durante las primeras semanas sería ideal que tomes una siesta cada vez que tu hijo descanse, olvidando toda intención de usar el tiempo de descanso del bebé para ponerte al día con las tareas domésticas pendientes.

Recostarte mientras le das pecho a tu bebé, es una buena estrategia para obtener un poco más de descanso. Otra táctica válida es pedir ayuda a tu entorno. Puedes solicitarle a tus amigos y familiares que colaboren trayéndote comida, llevando recados o limpiando la casa.

Muchas madres prefieren tener al bebé cerca toda la noche, pues consiguen dormir mejor junto a su hijo y se sienten menos cansadas. Por eso, suele verse en el “colecho” o “el sueño compartido” la forma de satisfacer las necesidades nocturnas del bebé con pocas interrupciones al sueño de los padres.

Lejos de la postura pro “cama familiar”, otros expertos creen que los padres deben enseñar a sus bebés a dormir solos y conciliar el sueño por sí mismos si se despiertan. Incluso sugieren que permitan llorar a su hijo antes de responder al llanto. No obstante, muchos padres eligen seguir sus instintos y consolar al niño.

Evidentemente no hay un un método que garantice el éxito nocturno, así que haz lo que sea mejor para tu hijo. Ten paciencia porque, más temprano que tarde, tu bebé dormirá toda la noche y esos momentos desvelada serán un bonito recuerdo de todo lo que hiciste por lo que tanto esperaste y que hoy amas con locura.

 

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram