Razones Por Las Que Tu Bebé No Debe Usar Almohada

Razones Por Las Que Tu Bebé No Debe Usar Almohada

Para los adultos dormir sin almohada nos parece muy normal, pero el uso de ésta en bebés puede perjudicar mucho

Físicamente su cabeza es mucho mayor que su cuerpo por lo que no los bebés tienen esa necesidad de usar la almohada para poder descansar de forma placentera durante el sueño.

Aunque la mayoría de los juegos de sábanas tanto para la cuna como para el cochecito de paseo incluyen funda para la almohada está comprobado que su uso en los bebés es muy perjudicial pudiendo provocarles incluso la muerte.

Puede provocar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

Ya que si ponemos almohada al bebé y se pone boca abajo durante el sueño, no será capaz de darse la vuelta, provocando su asfixia.

De igual manera ocurre con cojines o peluches que deben evitarse en el lugar de descanso del bebé.

El uso de la almohada impide una alineación natural de la espalda del bebé

Se fuerza la curvatura natural del cuello, porque tienen un cuello pequeño y la cabeza es proporcionalmente más grande que el resto del cuerpo.

Al bebé le resultaría muy incómodo dormir con almohada lo que perjudicaría su descanso

Para los bebés que necesitan dormir incorporados por problemas respiratorios, o por alguna enfermedad por reflujo gastroesofágico se recomienda elevar el colchón para permitir que la cabeza y el tronco superior estén más elevados que el resto del cuerpo, evitando así el uso de almohadas.

Los pediatras, salvo los cojines para la plagiocefalia postural, que están adaptados a los bebés, recomiendan evitar el uso de la almohada hasta los dos años de edad, y a partir de esa edad aconsejan utilizar almohadas muy finas de baja altura, que sean de la misma longitud de la cama y que incorporen fundas para poder lavarlas a menudo.

Related posts

Ejercicios Que Evitan El Déficit De Atención En Niños

Ejercicios Que Evitan El Déficit De Atención En Niños

Existen diversas formas de tratar el trastorno por déficit de atención en niños Una de las formas es modificando y compensando en lo posible, esas conductas típicas y recurrentes que tienen efectos negativos en el día a día del niño y sus padres. A través de estos ejercicios claves que te presentamos podrás reducir en

Tips para los Hábitos y rutinas a la hora de jugar,

Tips para los Hábitos y rutinas a la hora de jugar,

Generar rutinas en los bebés más pequeños puede parecer una tarea imposible. Pero con amor, disciplina y constancia se les puede ir habituando a unas horas de sueño, cuál es el momento para jugar, cómo ir aprendiendo la importancia del baño y hasta el de la lectura. Unos consejos sencillos, pero aplicados desde que el

Comentar