¿Qué hacer si tu hijo sufre una herida o cortada en la piel?

Corte pequeño y sangrado leve

En este caso lo primero que tienes que hacer es enjuagar bien la herida para eliminar los restos de la suciedad y de los residuos. A continuación lava la zona con un jabón suave y enjuaga muy bien. Enseguida cubre con un vendaje estéril y asegúralo con una cinta adhesiva.

Debes tener la constancia de revisar la zona a diario y cambiar la venda si se ensucia o se moja hasta que se forme una costra. Es en ese momento cuando el vendaje ya no es necesario.

Nota: algo que debes tener en cuenta es que no hará falta que uses un antiséptico cuando la herida es demasiado superficial y pequeña.

Atención: si notas que la herida está inflamada, se ve de color rojo y está caliente al tacto o presenta secreciones de pus, deberás consultar con un médico porque puede ser que se haya infectado.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram