Qué hacer ante la Cistitis en el embarazo

¿Sientes escozor cuando haces pis? ¿Tienes ganas de orinar con frecuencia? Posiblemente, tengas cistitis. Tranquila, es un trastorno muy común durante el embarazo. Te explicamos cómo debes actuar.

Las ganas continuadas de orinar, el escozor cuando haces pis, la disminución de la cantidad de orina y, en ocasiones, rastros de sangre al orinar. Son los síntomas de la cistitis, la infección de orina más común durante el embarazo. Los cambios anatómicos y fisiológicos que sufren las vías urinarias durante la gestación son los los principales responsables de la cistitis. El aumento del tamaño del útero hace que la vejiga se comprima y favorece la retención del pis, que propicia el desarrollo de los gérmenes.

Pero ¿cómo actuar ante una infección de orina si estás embarazada? El ginecólogo será la persona encargada de indicarte el tratamiento a seguir. A continuación, te damos algunas pautas básicas de todo lo que debes tener en cuenta para hacer frente a la cistitis.

¿Qué la provoca?

El principal factor que propicia la cistitis durante el embarazo es el aumento de la progesterona. Esta hormona hace que las paredes de la vejiga pierdan su tonicidad, lo que provoca una mayor predispoción al estancamiento de la orina en la zona y, en consecuencia, se favorece el desarrollo de los gérmenes, que pueden multiplicarse más fácilmente en la vagina.

Otros factores de riesgo

Existen otros factores que pueden originar la cistitis, entre los que destaca una higiene inadecuada de la zona de la vagina. Es importante lavarse esta delicada zona con jabones neutros y específicos para ello. También conviene lavarse primero la vagina y después la zona anal, no al revés, ya que se podrían pasar bacterias de la zona anal a la vagina. El estreñimiento también puede desencadenar la cistitis, así como el hecho de aguantarse la orina durante mucho tiempo o la falta de agua en el organismo.

El diagnóstico

El ginecólogo será el encargado de hacer el diagnóstico, basándose en los síntomas. Para confirmar que se trata de una cistitis y saber cuál es el germen responsable, te pedirá una muestra de orina para realizar un cultivo de la misma. Sin embargo, posiblemente el tratamiento te lo prescribirá antes de obtener los resultados del cultivo de orina, si los síntomas son muy evidentes.

¿En qué consiste el tratamiento?

El ginecólogo te prescribirá un antibiótico que no comporte ningún riesgo para el bebé y totalmente seguro durante el embarazo. Además de indicarte la medicación que debes tomar, también te dará algunas pautas a seguir: beber mucha agua y llevar una higiene adecuada de la zona íntima.

¿La cistitis supone un riesgo durante el embarazo?

La cistitis no expone la mujer embarazada a riesgos especiales, pero es importante seguir las indicaciones del médico. Si la infección se controla mediante una medicación, debe ir a menos en pocos días. De lo contrario, podría empeorar y propagarse a las vías urinarias superiores provocando una pielonefritis, un problema grave que puede requerir hospitalización.

¿Cómo prevenirla?

Las reglas para prevenir la cistitis son simples y eficaces. En primer lugar, seguir una higiene vaginal adecuada (lavarse bien después de ir al baño y realizar siempre los movimientos de delante hacía atrás), utilizar, si es necesario, jabones específicos para la zona íntima, evitar la retención de la orina durante demasiado tiempo y seguir una dieta que fomente un correcto tránsito intestinal. Es bueno comer, al menos, tres raciones de frutas y verduras al día.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram