Primer Trimestre

Una vez que este proceso se cumpla, tu pequeño comenzará a crecer, pues ya ha pasado de la trompa de Falopio al útero, que será su hogar los próximos nueve meses.

Alrededor de la cuarta semana, tu pequeño ya estará ahí, y podrás distinguir el saco gestacional a través de un ultrasonido vaginal. Se comenzarán a fusionar los pliegues de tejido que formarán la espina dorsal y el cerebro y si lo vieras notarías una especie de cola que desaparecerá cuando el embrión se convierta en feto.

Tu bebé tendrá el tamaño aproximado de un frijolito, pero seguirá creciendo y formando el estómago, hígado, páncreas y pulmones, además de que estará desarrollando el oído interno y la laringe. Después formará los riñones y sus deditos, y aunque no se podrá determinar el sexo, el tubérculo genital se hará presente, al igual que las fosas nasales. En este momento sus ojos serán muy grandes y no tendrá párpados.

Alrededor de la octava semana medirá casi un centímetro, casi como un dedal. Las gónadas se convertirán en testículos u ovarios, los dedos estarán completos, los huesos se solidificarán poco a poco y comenzará a moverse esporádicamente. Si te hacen un ultrasonido en los próximos días podrás distinguir sus extremidades.

Al comenzar el último mes del trimestre sus órganos vitales estarán casi listos, y los párpados comenzarán a fusionarse. Antes de que terminen los primeros tres meses, ya tendrá uñas, iris, contará con la estructura cerebral, sus intestinos estarán tomando su lugar, se empezarán a formar 20 dientes debajo de las encías y podrás escuchar el latido de su corazón con un Doppler. Será del tamaño de un chupón.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram