Practica la meditación con tus hijos

Estamos en un mundo que no para, que genera estrés a pequeños y grandes

Sin embargo, la meditación se ha hecho cada vez más conocida y popular, donde la gente se desconecta del mundo y vive un momento de tranquilidad.

La meditación para los niños es una práctica que día a día aumenta, y que permitirá a tus hijos un momento de paz y de tranquilidad para ayudarlos a crecer aún mejor.

Sus beneficios

El equilibrio emocional que brinda la meditación es muy importante para la persona y para la familia.

Ayudará a tus hijos en la preparatoria y en la vida, brindándoles concentración y responsabilidad en sus tareas, y en sus proyectos futuros.

La paciencia es un aspecto muy importante a resaltar hoy en día, es una de las claves del éxito y la meditación permitirá desarrollarlo aún más.

La tecnología, los problemas de los padres, y el ambiente que los rodea, puede ser una gran influencia para tus hijos y generarles tensión y cansancio.

El estrés es una posible puerta de entrada a cierto hábitos no tan bueno para tus hijos adolescentes, y con el ejercicio de la meditación se podrá subsanar.

Meditación en familia

Para incentivar aún más el ejercicio de la meditación, es conveniente que al comienzo lo realices junto a los niños, y luego de a poco permitir que ese momento de tranquilidad sea individual y único.

Te recomiendo ayudarlos en sus primeros pasos en el mundo de la meditación sin presionarlos a que lo hagan correctamente, con el paso de tiempo ellos adquirirán el hábito de acuerdo a su personalidad e intereses.

Lo importante es acompañarlos, apoyarlos y ayudarlos a prepararse emocionalmente para el momento de meditación.

Pueden tomarse un rato en su día para meditar juntos, sin invadir los espacios personales de cada uno, y el vínculo entre ambos se hará mucho mas fuerte.

El momento de paz que brinda la meditación ayudará que el vínculo entre padres e hijos sea más personal, pacífica e íntima, que los beneficiará enormemente.

La meditación para niños no es tan estricta como la que ejercemos los adultos, la posición del cuerpo y la concentración no serán tan necesarios.

Lo importante es la respiración, una vez que adquiera el hábito de la buena respiración podrá aplicarla en todos los momentos de su vida y verás el gran cambio que experimentará.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram