No uses tacones en el embarazo

Existe un hábito que se debe dejar de lado: usar tacones altos

Tendrás que acostumbrarte a no andar más en las alturas, por lo menos durante los meses en los que tu panza crece cada vez más de tamaño.

Si te arriesgas a usar tacones durante el embarazo podrías sufrir alguno de estos problemas.

Perder el equilibrio y caer

Durante el embarazo a las mujeres nos cambia el eje del equilibrio de nuestro cuerpo puesto que éste se adapta a las nuevas condiciones físicas. Ahora tienes o tendrás una enorme panza que, por la ley física de la inercia, tiende a inclinarte hacia adelante.

¿Te imaginas intentando mantener el equilibrio con unos tacones de 10 centímetros y con ese gran peso que llevas delante? Es muy probable que puedas caer y apoyar todo el peso de tu cuerpo sobre tu panza.

Posibles torceduras

Puedes ser toda una experta caminando con tacones altos, pero una cosa es usar tacones cuando los músculos de tu cuerpo están en condiciones de soportar esa postura corporal, y otra muy distinta es hacerlo durante una etapa en la que, de forma natural, tus músculos están más sensibles.

Entre los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo se encuentra el aumento de la hormona relaxina, lo cual produce el ablandamiento y estiramiento de los músculos de tu cuerpo en señal de preparación para el momento del parto.

Por lo tanto, es más probable que puedas sufrir torceduras y esguinces de pie con mayor facilidad. ¿Y quién quiere estar con un tobillo vendado en pleno embarazo?

Dolor de pies

Ya no solo hablo por mí. Todas las mujeres que conozco que han pasado por un embarazo me han confesado que durante los nueves meses tuvieron problemas en los pies a causa de hinchazones y dolores.

Muchos de estos dolores de pies durante el embarazo tiene que ver con usar calzado inadecuado como lo son los tacones altos.

En el embarazo además pueden aparecer varices en las piernas y en los tobillos a causa de los cambios en la circulación sanguínea y el normal aumento de peso. El usar tacones altos solo empeorará el problema.

Qué calzado usar durante el embarazo

¿Cuál crees que es el calzado adecuado para ponerte durante el embarazo? Lejos de los tacones altos y las plataformas, el mejor calzado para usar en el embarazo es aquel que tiene hasta unos dos o tres centímetros de tacón con punta redondeada.

Los zapatos bajos y planos tampoco son aconsejables para usar durante el embarazo porque no ofrecen el soporte necesario al arco del pie.

Por lo tanto, si quieres ponerte unos tacones para un evento especial puedes hacerlo, pero trata de que el taco no tenga más de 3 centímetros, y que sea como algo puntual y nunca de uso diario.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram