Molestias durante y después del parto

Es bueno saber de qué tratan estas molestias para que cuando llegue el momento del parto sepas identificarlas y no estresarte

¿Quieres saber cuáles son estos malestares? ¡Atenta!

Angustia

La sensación de angustia constante es algo habitual, tanto es así que puedes tener náuseas e incluso puedes llegar a vomitar en el parto. Esto es una señal de que el parto avanza y que la dilatación está en marcha. Aunque no todas las mujeres vomitan, la angustia es algo habitual.

Enema

Aunque cada vez se practica menos, es posible que antes del parto te pongan un enema para evitar que durante el esfuerzo del parto evacues y que cuando tu bebé salga esté no tenga contacto con la materia. No te preocupes porque los enemas no duelen, pero si no quieres que te lo pongan dilo al personal sanitario.

Cambios de temperatura

Mientras dilatas puedes sentir mucho calor (al menos esa fue mi experiencia). Esto ocurre porque las contracciones hacen trabajar a los músculos del útero, aumentando la temperatura corporal de forma considerable.

Después en el puerperio sentirás frío porque al cesar las contracciones bajará la temperatura corporal.

Contracciones

Es posible sentir contracciones un poco dolorosas llamadas entuertos, ocurren entre 2 y 4 días después del parto y sirven para que el útero vuelva a su tamaño normal y a la succión del bebé durante la lactancia.

Hay mujeres que solo notan una pequeña molestia con estas contracciones y otras que sufren un dolor agudo que debe ser aliviado con medicamentos prescritos por el médico.

Gases

Esto ocurre sobre todo si se trata de una cesárea porque inyectan a la madre medicamentos que harán que los músculos se relajen y el intestino empezará a movilizarse de forma normal al día siguiente de la intervención.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram