¿Mi hijo será diestro o zurdo?

¿Cómo se puede saber si un niño será zurdo o diestro?

Cuando los niños nacen, no nacen ni diestros ni zurdos.

De pequeños utilizan ambas manos de forma instintiva sin que ninguna predomine por sobre otra, recién a los 4 o 5 años es cuando aparece notablemente la preferencia por la diestra o la zurda.

Que sea diestro o zurdo no tiene ninguna ventaja ni debe corregirse, la lateralidad del niño debe respetarse.

¿Cómo averiguarlo?

Para saber qué mano es la dominante de tu hijo, puedes hacer una sencilla prueba en la comodidad del hogar.

Mira con qué pie patea la pelota, con qué ojo mira dentro de un bote y observa con qué mano agarra las cosas con más frecuencia. Para asegurarte debes observarlo durante varios días.

Si durante el tiempo de observación ves que tu hijo utiliza ambas manos puede ser porque será ambidiestro o porque aún no ha madurado lo suficiente como para tener la lateralidad definida.

Cuando pase un tiempo vuélvelo a observar, si sigue con ambas manos puede que sea ambidiestro y utilice ambas manos como predominantes. Si utiliza más la mano izquierda, será zurdo; si utiliza la mano derecha, será diestro.

¿Qué pasa si mi hijo es zurdo?

Ser zurdo o diestro no es bueno ni malo, puesto que no influye en absoluto en el desarrollo cognitivo de tu hijo. Pero el ser zurdo puede influir en el desarrollo de su aprendizaje por como está organizada nuestra sociedad que está pensada para diestros.

Los inconvenientes, al igual que los crea la sociedad, se pueden remediar. Un niño en edad de aprender a escribir puede encontrarse algún problema como por ejemplo, tapar con su brazo izquierdo lo que escribe mientras lo hace.

En edad escolar y en la vida cotidiana puede encontrarse problemas con materiales, por ejemplo en el uso de libretas o tijeras, pero en el mercado podrás encontrar material adaptado para zurdos para que estos inconvenientes no sean un problema.

Tanto si tu hijo es diestro como si es zurdo, jamás le fuerces a que utilice la mano que no es predominante ya que podría ser perjudicial para su desarrollo y para su aprendizaje.

Lo que debes hacer es facilitar y ayudar a que se desenvuelva bien con su mano dominante puesto que es su naturaleza.

Apoya a tu hijo en el desarrollo de su lateralidad independientemente de cuál sea, de este modo podrás ayudarle adecuadamente en su desarrollo motor.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram