Meriendas saludables y rápidas para los niños

Meriendas saludables y rápidas para los niños

La merienda es un aporte extra de energía para que los más pequeños de la casa estén activos durante la tarde y puedan realizar sus actividades extraescolares. Ayuda a evitar el sobrepeso, ya que sacia el apetito y no llegan a la cena con tanta hambre.

Hay que evitar que la merienda sea muy abundante y de difícil digestión. También tienes que tener en cuenta lo que ha comido en el desayuno y el almuerzo, de esta manera, puedes complementar la merienda con los nutrientes que necesita y no ha tomado durante el día.

1. Yogur y pera

Los lácteos y la fruta son una buena combinación para la merienda. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda que los niños de hasta 3 años consuman lácteos enteros. A partir de esta edad, ya pueden optar por semidesnatados o desnatados.

2. Bizcocho casero y manzana

El bizcocho casero es una buena opción, es saludable y a los niños les encanta. Es importante evitar la bollería industrial y sustituirlos por repostería casera.
La manzana, es una fruta rica en fósforo y vitamina B y ayuda a mantener los dientes limpios y sanos.

3. Bocadillo de queso

Es preferible que el bocadillo sea con pan tradicional, ya que es más nutritivo que el pan de molde. También puedes elegir el pan integral, que es más saludable, para que el niño se vaya acostumbrado a su sabor.
En cuanto a los quesos, es mejor que sean bajos en grasa, como el queso fresco.

4. Fruta congelada

Puedes hacer un puré de fruta y congelarlo. Una hora antes de la merienda lo puedes colocar en el frigorífico para que se ablande y el niño pueda comerla como si fuera un granizado.
Otra opción similar, consiste en preparar un zumo de frutas naturales, ponerlo en vasos con un palito y congelarlos. Así el niño lo tomará como si fuera un helado.

Es una manera divertida de comer fruta y una buena idea para los meses de verano.

5. Frutos secos y plátano

Los niños pueden comer frutos secos, pero nunca deben ser salados y es aconsejable molerlos para evitar atragantamientos en niños menores de tres años.
Los frutos secos son ricos en vitaminas y minerales y contienen grasas saludables.
El plátano tiene más calorías que otras frutas, pero a los niños les encanta y es recomendable que lo tomen antes o después de hacer ejercicio.

6. Yogur con cereales

Un yogur con cereales o granola casera, es una buena opción para la merienda que aporta nutrientes y energía al niño para hacer frente a las actividades de la tarde.

7. Batido de frutas y galletas

El batido de frutas es muy fácil de preparar. Puedes usar una o más frutas y añadirle leche o agua.
Las galletas caseras son más saludables y nutritivas. Puedes invitar a los niños a que te ayuden a su preparación. Les encantará pasar ese rato en la cocina con las manos en la masa, literalmente.

No se debe abusar, ya que es un alimento rico en calorías.

Related posts

Tips para viajar en avión con los niños

Tips para viajar en avión con los niños

Tips para viajar en avión con los niñosLa experiencia de viajar con niños resulta en muchas ocasiones traumática para los padres y sus hijos. Los viajes largos y la inexperiencia de los padres primerizos afectan la experiencia del paseo. Inicialmente los requisitos de salida de aduana y con las aerolíneas son fundamentales si se quiere

Que las bajas temperaturas no enfermen a tu familia

Que las bajas temperaturas no enfermen a tu familia

Seguir una cultura de prevención es lo mejor para no dejar que nuestra imagen decaiga al enfermar, por ello Estilohoy.com te trae estos consejos. Estar resfriado es lo menos cool del mundo. Tu voz se escucha extraña, tu nariz se vuelve rojiza y utilizas cientos de pañuelos desechables al día. Y lo peor de todo,

Comentar