Mascotas

Mascotas

Muchas personas consideran a sus animales como un miembro más de la familia, pues brindan diversión y alegría a la dinámica del grupo y son una distracción, a veces pueden perjudicar tanto al bebé como a ti. Además, siempre es bueno saber qué hacer durante este proceso.

Perro: cuida que no te salte en la panza cuando esté muy activo, cerciórate de que tenga todas sus vacunas al día y, si tienen una relación afectiva muy fuerte, pídele a alguien que pase más tiempo con él para prepararlo, así evitarás que se sienta desplazado y celoso cuando tu hijo llegue a casa.

Gato: aunque también es una mascota ideal, cuídate de la toxoplasmosis, infección causada por un parásito que puede ser transmitida a través de su excremento.

Lo mejor es mantenerlo alejado y siempre tener condiciones de higiene perfectas.

Roedores: pueden ser portadores del virus de la coriomeningitis linfocítica (LCMV), que se transmite mediante el contacto con la orina, sangre, saliva, excrementos o materiales de anidación de éstos.

Las consecuencias pueden ser fatales si se lo transmitieras a tu hijo, pues podría causarle defectos congénitos o incluso la pérdida del embarazo.

Los síntomas son:

Fiebre.

Dolor de cabeza.

Rigidez en el cuello.

Fatiga.

Falta de apetito.

Dolores musculares.

Náuseas.

Vómito.

Para reducir las posibilidades de contagio, mantenlos en una parte separada de la casa, pide a otro familiar que los cuide y limpie, lávate las manos con agua y jabón después de tener contacto con ellos, conserva las jaulas limpias y sin suciedad y límpialas en un área bien ventilada o afuera de la casa y no los tengas cerca de la cara.

Reptiles: las lagartijas, serpientes y tortugas pueden portar gérmenes que causan enfermedades como la salmonela.

Aunque el análisis de tu mascota salga negativo, no significa que no está infectado con la bacteria.

Antes de que tu bebé llegue a casa, o incluso durante los nueve meses de gestación, saca al reptil para que no haya problemas.

Related posts

Cambios Primer Trimestre

Cambios Primer Trimestre

La Planeación: Cuando tu pareja y tú deciden formar una familia es importante que tengan en cuenta ciertas cosas que les ayudarán a tener un embarazo sano y feliz. Ácido fólico: es buena idea que consultes con tu ginecólogo la cantidad y frecuencia con que debes tomarlo, aunque es muy probable que la dosis cambie

Los trucos para saber el sexo del bebé

Los trucos para saber el sexo del bebé

Esto de querer saber el sexo del bebé cuando está en la barriguita se ha convertido en toda una ciencia de adivinación. Somos capaces de vaticinar si nuestro bebé es niño o niña a través de la observación de las cosas más singulares: la forma de la barriga, la cara y la piel de la

Comentar