Masajes

Son una buena forma para relajarte porque suelen revigorizar el cuerpo e incrementar el flujo sanguíneo. Además, muchas veces alivian los dolores característicos del embarazo.

Elige a un terapeuta con experiencia para que te sientas cómoda y tengas una mejor experiencia.

Recuerda hacer una cita y planear tus horarios.

Durante la sesión estarás recostada en una mesa especial.

El terapeuta te hará algunas preguntas de rutina sobre tu salud.

Acto seguido podrás quitarte lo que gustes de ropa y empezará la sesión.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram