Mantener sus manos limpias para prevenir contagios

Mantener sus manos limpias para prevenir contagios

La primera persona en demostrar que lavarse las manos era el mejor medio para prevenir contagios de enfermedades fue el médico de origen húngaro Ignaz Semmelweis a mediados del Siglo XIX. Sin embargo, tuvieron que pasar 50 antes de que la importancia de esta acción fuera aceptada en todos los círculos médicos.

Hoy en día sabemos que lavarse las manos tiene gran importancia para evitar contraer enfermedades como la gripe, influenza y resfriados, además de muchas otras enfermedades que se adquieren por entrar en contacto con personas enfermas. De nosotras depende crear esa conciencia en nuestros pequeños que seguramente servirá para proteger su salud.

Es muy importante crear en nuestros hijos el hábito de que estén en donde estén deben lavarse las manos, sobre todo antes de comer, en casa y sobre todo en la escuela ya que normalmente la hora de su almuerzo es en el recreo. También deben hacerlo después de haber estado jugando y después de ir al baño, al llegar a casa y antes de irse a dormir ya que muchas veces mientras duermen se llevan las manos a la cara.

Es muy importante enseñar a los niños la forma correcta de hacerlo: aplicar una cantidad suficiente de jabón, frotarse las manos y al terminar de enjabonar, enjuagar muy bien con poco agua hasta eliminar por completo el jabón. Siempre secarse con una toalla limpia y por ningún motivo aceptar una toalla de tela en lugares públicos de los que dudemos en su higiene, ya que una toalla sucia estará contaminada. Es muy importante que aprendan a eliminar toda la humedad de su piel para evitar que se resequen sus manitas.

Es muy recomendable traer siempre en nuestra bolsa de mano una botella de gel antibacterial, el cual, en caso de no conseguir agua y jabón podemos utilizar. Sobre todo si hay personas que estén agripadas alrededor, pues así desinfectamos las manos después de haber estado en contacto con ellos y evitamos lavar las manos tan seguido.

Related posts

La enfermedades eruptivas no solo son picazones y brotes.

La enfermedades eruptivas no solo son picazones y brotes.

Los niños, en los primeros 5 años de vida, son muy propensos a adquirir una serie de enfermedades de origen viral o bacteriano, algunas con características notorias, porque se manifiestan en la piel, acompañadas de otros síntomas respiratorios o gastrointestinales. Se trata de las enfermedades eruptivas, exantemáticas o infecciosas. Las enfermedades exantemáticas, son caracterizadas por

La tuberculosis

La tuberculosis

La tuberculosis, enfermedad que se puede prevenir y sigue en el presente. Cuando esta no se trata de manera adecuada en un niño, puede dejar secuelas en el organismo y hasta causar la muerte. La tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa, prevenible y curable. Compromete usualmente los pulmones, pero puede afectar otros órganos. Se transmite

Comentar