Maneras de que tu bebé eructe

Tu bebé puede tener gases, molestias y dolorosos cólicos si no lo haces adecuadamente

Eructar es algo natural pero para que lo hagan los bebés puede ser toda una odisea, puesto que deben conocerse algunas técnicas para facilitar la expulsión del aire.

¿Por qué eructan los bebés?

Cada vez que alimentas tu bebé, traga aire junto con el alimento y se acumula en el estómago en forma de gases, lo que puede provocarle molestias y cólicos. Con el eructo podrá liberar ese aire de más y así se sentirá más cómodo y menos fatigado.

Después de eructar, si todavía tiene hambre es muy probable que demande más comida.

Los niños cuando son mayores también eructan por el exceso de aire en el estómago, al igual que los adultos. Pero en estos casos el problema no es el mismo y no es necesario que eructen con tanta frecuencia como los bebés.

¿Cuándo debe hacerlo?

El instinto maternal te hará saber cuándo tu bebé debe eructar, puesto que el pequeño con sus gestos y su posible dolor de barriga se mostrará inquieto y molesto no querrá mamar más hasta que suelte el aire.

Los bebés saben muy bien qué necesitan y cuándo, con el llanto te informará, así que déjale que sea él quien te haga la señal oportuna.

Una manera de que eructe es sostenerlo contra tu pecho, con su cabecita apoya sobre tu hombro, y darle suaves golpecitos en su espalda para facilitarle la expulsión del aire.

Después del eructo verás como al instante tu bebé se sentirá mucho mejor. No obstante, si le interrumpes su comida para que eructe, es muy probable que llore o se enfade porque en ese momento no lo necesita aún.

Si crees que tu bebé traga demasiado aire y sufre molestos gases, es posible que sea por culpa de una mala posición en la lactancia o porque el pecho no es adecuado (por demasiado grande o demasiado pequeña).

Si le das el pecho deberás mejorar la posición (en informarte acerca de las mejores posiciones para dar el pecho) y si le das en biberón, intenta conseguir aquellos que sean anti-cólicos, que podrás encontrar en una farmacia. Tu bebé debe estar cómodo para comer.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram