Maneras De Pintarte Las Uñas En El Embarazo

Cuando el abdomen de la mujer aumenta de tamaño paulatinamente, hasta dificultar realizar algunas tareas

Trucos para que las embarazadas se hagan la pedicura

Esmaltes con pinceles largos. La precisión queda descartada a la hora de hacer la pedicura con una barriga de embarazo avanzado.

Por eso, cuanto más faciliten la vida los pintaúñas, mejor. Podemos escoger aquellos que traigan consigo un pincel más largo, o utilizar una brocha fina aparte para este momento del embarazo e irla tintando del color que sea el pintaúñas.

Cuanto más largo sea el pincel, mejor podremos llegar a pintar las uñas de los pies, aunque no queden perfectas.

Elegir colores claros

Teniendo en cuenta que el volumen de la barriga dificultará la capacidad de precisión, un truco de belleza que hará que no se vea si las uñas no están perfectas es escoger tonalidades que no sean oscuras o muy llamativas.

Un color beige, o simplemente brillo hará que las uñas de los pies tengan un aire completamente diferente, que estén arregladas.

Si los colores son muy vivos o contrastan demasiado con el color de la piel, también se verán más fácilmente las imperfecciones.

Por lo que en este caso es recomendable que no llamen demasiado la atención, porque no estarán muy bien pintadas dada la dificultad con el abdomen.

Aunque gran parte del esmalte acabe pintando los bordes de los dedos no pasa nada, puesto que se va con el agua de la ducha sin necesidad de acetona o quitaesmalte.

Pies sobre el respaldo del sofá

Conforme vaya aumentando la barriga, mayor será el reto de pintar las uñas de los pies. El truco reside en tener los dedos lo más cerca posible para poder acertar con el pincel del pinta úñas sin salirnos demasiado, aunque luego esta pintura se puede quitar.

Podemos poner un pie en el respaldo del sofá para ir pintando con el esmalte poco a poco con ayuda de un pincel largo o brocha y después hacer lo mismo con el otro.

Pedicura en el bidé

Si tenemos bidé en casa, éste puede ser un gran aliado a la hora de hacer la pedicura. Si nos sentamos en el borde, y colocamos las piernas justo en el hueco del grifo de agua, podremos acceder más fácilmente a nuestros propios pies, ya que tendrán un poco más de altura en ese momento.

Esta postura no se puede mantener por mucho tiempo, pero ayudará a conseguir un punto fijo al que llegar con el pincel del esmalte en cuestión.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram