Los progresos de tu bebé

Vitaminas para los niños

Los niños que se encuentran en crecimiento, especialmente aquellos que no tienen una dieta variada, suelen tener niveles bajos de vitaminas A, C y D.
Por lo que diferentes instituciones de salud a nivel mundial recomiendan que a los niños entre 6 meses y 5 años de edad se les administre diariamente un complemento que contenga dichas vitaminas.
También se recomienda que los bebés que están siendo amamantados reciban un complemento de vitamina D desde su nacimiento, ya sea que la mamá esté o no tomando ella misma un complemento vitamínico.
Los bebés que por alguna razón no pueden ser amamantados y toman más de 500 mL de fórmula infantil ya no requieren de complementos vitamínicos, ya que las fórmulas están adicionadas con vitamina D y otros nutrientes.

Vitamina D

La vitamina D se encuentra en muy pocos alimentos, como en el aceite de pescado y los huevos. Asimismo, puede encontrarse como aditivo a ciertos alimentos procesados.
La mejor Fuente de vitamina D es la luz solar en la piel. Sin embargo, es importante cuidar la piel de los niños durante la exposición solar. Es poco recomendable que los niños permanezcan bajo el sol mucho tiempo, particularmente en lugares de clima caliente.
El departamento de salud del Reino Unido recomienda que:
A los neonatos e infantes de hasta 1 año que son amamantados, se recomienda darles un complemento que contenga 8.5 a 10 microgramos de vitamina D para asegurar niveles óptimos. Esta recomendación es independiente a si la mama ingiere complementos de vitamina D.
A los infantes entre 1 y 4 años, se recomienda darles diariamente un complemento de vitaminas que contenga 10 microgramos de vitamina D.

Los progresos del bebé a los 2 meses de edad
• La motricidad

A los 2 meses, el bebé continúa tonificándose día con día. Los músculos de su nuca y cuello se desarrollan y fortalecen, lo cual le permitirá, de manera progresiva, sostener su cabeza mientras usted sostiene su torso; asimismo, si usted lo mantiene en posición de sentado, la espalda del bebé estará más derecha. Por otra parte, el bebé coordina mejor sus gestos: los movimientos de piernas y brazos son menos descontrolados.
Hasta la edad de 2 meses, el bebé posee una motricidad refleja. En ese momento, los bebés comienzan a tener conciencia de sus dedos y observan atentamente sus manos. Si se les pone delicadamente sobre la palma de la mano, un pequeño juguete, el bebé lo apretará. Ya sabe agarrar con fuerza, pero le costará trabajo soltar, particularmente el cabello de mamá. También intentará golpear, uno contra otro, los objetos que tenga en sus manos.

• El lenguaje y la comprensión

Para expresarse, los bebés gritan y lloran. Al final del primer mes, los bebés ya balbucean y pueden empezar a emitir sonidos como el de la “e”, y seguramente le encanta platicar con mamá.
También en este momento, el bebé comienza a tener conciencia acerca de la regularidad de sus actividades como el baño, la hora de la comida y muestra excitación cuando estos momentos se aproximan. Asimismo, reconoce algunos objetos como el sillón donde se le da de comer o la sala de baño.

• El despertar de los sentidos

A los 2 meses, el oído y el olfato son los sentidos más desarrollados en el bebé. Sin duda alguna, él reconoce el olor de mamá. En lo que se refiere a la vista, el pequeño puede fijar la vista en el entorno u objetos de gran tamaño y color que se encuentren en movimiento a cierta distancia de él. También adora fijar la vista en mamá, y mientras ésta se desplaza en su campo de visión, la sigue con la mirada. Asimismo, muestra interés en las caras que le resultan familiares.

• La alimentación de un bebé de 2 meses

El apetito del bebé se regula poco a poco. A esta edad, se alimenta exclusivamente de leche y continua el amamantamiento a voluntad. Durante este periodo, la digestión del bebé puede ser difícil, y sin duda lo sabrá por el llanto. Aún si se conocen como cólicos ligados a la alimentación, no dude en visitar a su pediatra para conocer el origen exacto de este malestar.
A los 2 meses, se requiere una aportación adicional de vitaminas. En principio, hasta los 3 meses su bebé debería tomar vitamina K, mientras que la vitamina D se recomienda hasta los 18 meses.

Los progresos del bebé a los 4 meses de edad
• La motricidad

Alrededor de los 4 meses, el bebé se mueve más y más, se voltea boca abajo y viceversa. También ama dar patadas, agarrarse los dedos del pie y jugar con ellos. Entre este mes y el quinto, ya podrá sostener la cabeza derecha sin ayuda; así también una vez recostado boca abajo, podrá levantar su cabeza y hombros mientras se sostiene con brazos y manos. Boca arriba podrá estirar las piernas por completo, y podrá voltear la cabeza cuando escuché un ruido.
Por otra parte, sus manos se convertirán en la extensión de sus ojos; es decir, ya se aprecia la coordinación oculo-manual. El bebé hará todo el esfuerzo posible por tomar objetos que se encuentran totalmente fuera de su alcance. Mientras que cuando se le acerque un juguete, podrá tomarlo con las dos manos.

• El lenguaje y la comprensión

Alrededor de los 4 meses, la comunicación del bebé se enriquece, particularmente a través de las expresiones faciales, las cuales son cada vez más variadas. Reconoce las expresiones de mamá y viceversa, ama tener “conversaciones” con mamá. Poco a poco reconoce su nombre. Es importante saber que cada bebé evoluciona a su ritmo, y estas anotaciones varían en cada pequeño.

• El despertar de los sentidos

En este momento, la vista del bebé se agudiza; de hecho, ahora el bebé ve y reconoce colores tan claramente como un adulto. Pero particularmente, es la visión «binocular», la cual le permite ver en relieve.

.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram