Los niños y la televisión

Generalmente, los padres tienen quejas constantes porque sus hijos están pegados a la televisión durante largas horas. Pero, ¿es esto un motivo de preocupación?¿Es bueno que los niños vean mucha televisión?

Ciertamente, el desarrollo de un niño implica habilidades motoras e interacción con los objetos y los seres humanos. Por el contrario, frente a cualquier programa o serie de televisión, el niño tiene una actitud pasiva, capturado por las secuencias de imágenes que aparecen en la pantalla.

La televisión puede ser responsable del retraso del desarrollo psicomotor, la disminución de la atención y el padecimiento de ansiedad. No obstante, también puede ser un medio extraordinario de entretenimiento y educación, siempre que se descubra en el momento correcto y en buenas condiciones.

Para los más pequeños, la televisión es considerada como uno de sus pasatiempos favoritos. Por desgracia, le dedican mucho más tiempo que a otro tipo de actividades culturales, deportivas o lúdicas.

¿Cual es el tiempo recomendado para ver televisión?

Los pediatras recomiendan estas pautas sobre el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla:

  • Bebés y niños pequeños de hasta 18 meses: no se recomienda que vean televisión.
  • Niños pequeños de 18 a 24 meses: pueden empezar con algunos minutos al día.
  • Edad preescolar: no es recomendable más de una hora por día de programación educativa, junto con un padre u otro cuidador que pueda ayudarles a comprender lo que están viendo.
  • Niños y adolescentes de 5 a 18 años: en estas edades, los padres deben establecer límites consistentes en el tiempo ante la pantalla; esto incluye televisión, redes sociales y videojuegos.
¿Es bueno que los niños vean mucha televisión?

Para construir, los niños necesitan interactuar con el entorno. Ya sea jugar, dibujar o dialogar, son actividades que permiten descubrir el mundo que les rodea. De hecho, necesitan vivir todas estas experiencias para asegurar su desarrollo motor, emocional e intelectual.

Ciertamente, las pantallas alejan a los niños de estas actividades, motivo por el cual no es bueno que vean mucha televisión. Esta actividad puede interferir con el aprendizaje y el rendimiento académico si afecta las actividades que son esenciales para el desarrollo físico y mental del niño. Pasar demasiado tiempo viendo la televisión conduce a un declive en la creatividad e imaginación.

De hecho, los estudios consideran que, independientemente del contenido o el valor educativo de lo que se esté viendo, pasar mucho tiempo de pantalla diario después de la escuela se considera cada vez más como un factor de riesgo independiente para padecer enfermedades.

¿Por qué no es bueno que los niños vean mucha televisión?

Sin ninguna duda, demasiado tiempo de pantalla puede ser negativo. Estas son las razones:

  • Los niños que pasan más de 4 horas al día viendo la televisión tienen más probabilidades de tener sobrepeso.
  • Si ven actos violentos en la televisión, tienen más probabilidades de mostrar un comportamiento agresivo.
  • Los personajes de la televisión a menudo muestran conductas de riesgo, como fumar y beber, y también refuerzan los roles de género y los estereotipos raciales.
Sugerencias que debes tener en cuenta

Los padres pueden ayudar a disminuir los efectos nocivos de la televisión controlando el tipo de programación y limitando la cantidad de tiempoque un niño pasa delante de la pantalla. Las siguientes son sugerencias para ayudar a establecer buenos hábitos para tu pequeño:

  • Planifica el contenido apropiado que el niño verá en la televisión; no enciendas el televisor al azar.
  • Limita la televisión a 1 o 2 horas por día para niños mayores de 2 años.
  • Mírala con tu hijo y habla sobre lo que sucede.
  • Apaga el televisor si consideras que el programa no es apto para la edad del niño; muchos programas diurnos no lo son.
  • Debes ser un buen ejemplo para el pequeño y no ver demasiada televisión delante de él. Participa en otras actividades, especialmente la lectura.
  • Alienta el juego y el ejercicio para el pequeño u otras actividades divertidas en lugar de ver la televisión.
  • Limita su uso como recompensa por el buen comportamiento.
  • No permitas ver la televisión durante las comidas.

Por último, recuerda que no es bueno que los niños vean mucha televisión, ya que les priva de llevar a cabo otras actividades que son más positivas para su desarrollo personal. Sin embargo, cuando lo hagan, debes mostrarles cómo consumir productos audiovisuales de manera inteligente.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram