Lo que aprendes de tus hijos

Lo que aprendes de tus hijos

Cuando eres madre tu vida da un giro de 180 grados. Todo se transforma y tus prioridades están enfocadas en el bienestar de tu hijo. Y no es para menos, él es el responsable del amor de madre que siente tu corazón.

Con él aprenderás a sonreírle a la vida a pesar de las adversidades. Y será tu principal motor para salir adelante. Estas lecciones las aprenderás junto a él o ella.

No dejar de soñar

Los sueños de la infancia son utópicos pero, eras feliz cuando los imaginabas. ¿Verdad? A medida que creces te das cuenta que no todos los sueños se cumplen pero, al menos te regala alegría, esperanza y fuerza por tratar de conseguirlos.

Si buscas esos sueños “imposibles” llegarás a conseguir metas que ni tú misma creías alcanzar. Por ejemplo: conseguir un empleo en una empresa transnacional, vivir en una gran ciudad, tener casa propia, ser la dueña de tu propia empresa…

Los niños nunca dejan de soñar y te enseñan que es necesario hacerlo todos los días. No importa qué tan difícil sea cumplirlo. Nunca debes dejar de anhelar lo que deseas.

Muestra valentía

Los niños se lanzan. A pesar de su corta edad siempre están dispuestos a disfrutar, bailar, cantar, correr, reír…

Es probable que tu hijo aún no conozca lo que es fracasar, pero así es como hay que vivir, sin miedo a caer y siendo valiente.

Expresa tus sentimientos

Guardar odio, temor, tristeza y, lo peor de todo ,NO demostrarle a tu familia y amigos lo mucho que los amas, no es adecuado.

Los más pequeños adoran mostrar sus sentimientos. Ellos no se andan con “rodeos” para expresar que están tristes, enojados, decepcionados o felicides. ¡Solo lo hacen!

Honestidad

Hay un dicho que dice “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”. Si eres una persona honesta, exenta de mentiras, eres una mamá en la que se puede confiar.

Heroína

Al educar en valores promueves a que tu hijo esté orgulloso de sus logros. No te asombres si lo escuchas relatar sus propias historias de superhéroes donde el protagoniza es él mismo. Contará a su papá, tíos, abuelos y amiguitos que él es capaz de ir y volver a la luna.

Si esa pequeña personita confía en sus habilidades ¿por qué tú no lo haces?

Sonríele a la vida

“Si no escuchas a tu hijo es porque está planeando alguna travesura”, le dijo mi mamá a mi hermana mayor. ¡Verídico! Esa es la única vez en la que no escucharás a tu hijo sonreír. Ríen sin parar y eso te alegra el alma. ¡No olvides hacerlo tú también, lo mereces!

Ama los raspones

Seguramente recordarás que cuando eras pequeña tus rodillas y muslos siempre andaban con raspones. ¡Qué lindos recuerdos! Tu hijo llora por algunos minutos pero esas cicatrices le quedarán para toda la vida. Con ellas volverá a recordar su infancia y su reacción será con una carcajada. Vivir se trata de disfrutar, caerse y levantarse.

Related posts

La importancia de los padres

La importancia de los padres

“Especialmente cuando mamá está dando el pecho, los papás se pueden sentir poco importantes”, dice Armin Brott, autor del libro The New Father (Abbeville Press). Dale estos consejos a tu compañero para ayudar a que participe más en esta nueva unión. Que intervenga lo más que pueda: Dile que puede cambiar pañales, darle el biberón

¿Cómo Hacer Que Tu Hijo Tenga Un Equilibrio Emocional?

¿Cómo Hacer Que Tu Hijo Tenga Un Equilibrio Emocional?

Puede ser difícil conseguir un balance en las emociones y sentimientos de nuestros hijos pero estos consejos pueden ayudarte Seguramente has escuchado que los niños sólo necesitan cariño, pero como padres nos desvivimos por darle todo, queremos que no sufran, que no tengan carencias, queremos darle todo lo que nosotros no tuvimos, pero varios estudios

Posted

Comentar