Las enfermedades más comunes por la llegada del invierno

Las enfermedades más comunes por la llegada del invierno

LA LLEGADA DEL FRÍO SUPONE TAMBIÉN EL INICIO DE LA TEMPORADA DE TOS, CATARROS, GRIPES, BRONQUIOLITIS…. UNA BUENA PREVENCIÓN PUEDE EVITAR O REDUCIR LA INTENSIDAD DE MUCHAS DE ESTAS DOLENCIAS EN LOS NIÑOS

En otoño y en invierno, con la bajada de las temperaturas, los niños pequeños suelen tener más propensión a estar enfermos. Se trata en general de enfermedades respiratorias e infecciones virales y bacterianas que si bien no revisten mayor gravedad, preocupan a muchos padres y llenan las consultas de los pediatras y de urgencias.

En muchas ocasiones se trata al niño de forma equivocada, dándoles antibióticos en casos de enfermedades víricas, como la gripe o las bronquitis, son totalmente ineficaces, ya que los antibióticos solo actúan contra bacterias

FIEBRE

Aunque no es ninguna enfermedad sino un síntoma, se ha convertido en la causa más frecuente de consulta al pediatra y el primer motivo de llevar al niño a urgencias.

El aumento de la temperatura corporal normalmente está producido por una enfermedad infecciosa y es importante que los padres sepan que es una respuesta del organismo para hacer frente a las infecciones y como tal es beneficiosa para el niño.

Los pediatras recomiendan esperar, unas 24 horas, antes de llevar al niño al médico ya que la fiebre es un síntoma precoz de la infección y si todavía la enfermedad no ha evolucionado el médico no sabrá encontrar la causa.

En la mayoría de los casos si la fiebre no es muy alta, no hay que preocuparse, y menos aún si el niño se encuentra bien. Simplemente hay que dejar que la situación evolucione y que su propio cuerpo reaccione.

QUÉ DEBEN HACER LOS PADRES:

dar al niño líquido abundante, dejarle comer lo que le apetezca, sin forzarle, y no obligarlo a estar en cama si se encuentra bien a pesar de la fiebre.

Hay que llevarlo a urgencias si son menores de 3 meses, lleva más de 4 días con fiebre, tiene más de 40 grados, presenta excesiva somnolencia o no quiere jugar ni hablar o si sufre dolor excesivo de cabeza o dolor de nuca

TOS

La tos es otro de los síntomas más comunes durante las estaciones frías y junto a la fiebre uno de los principales motivos de consulta al médico.

También un mecanismo de defensa del organismo ante agresiones externas y aunque existen multitud de medicamentos antitusivos solamente están indicados en casos muy concretos.

Existen varios tipos de tos tales como bronquial, convulsiva, crónica, seca, blanda, nerviosa, perruna o sibilante, y cada una requiere un tratamiento diferente, por lo que es el pediatra quien debe evaluar al niño y decidir la medicación.

CATÁRROS

Son muy frecuentes en los niños menores de 3-4 años, sobre todo cuando empiezan a ir a la guardería y a relacionarse con otros niños. Un catarro es un episodio de aumento de mucosidad y tos producido por la inflamación de la mucosa respiratoria y suele ir acompañado de fiebres.

Los agentes causantes son los virus y en general son procesos que curan solos en pocos días, aunque a veces quede una tos persistente durante 1 ó 2 semanas. Se puede aplicar tratamientos en casa como son los lavados nasales con suero fisiológico y antitérmicos como paracetamol o ibuprofeno.

Se debe llevar al niño al pediatra si presenta fiebre alta (por encima de los 38-39º), si dura más de 3 días o si el niño presenta algún signo de dificultad respiratoria.

A medida que el niño crece, su organismo se fortalece y desarrolla anticuerpos, de forma que cada vez los catarros son menos frecuentes

GRIPE

La gripe es una infección vírica que afecta principalmente a las vías respiratorias y se contagia fácilmente
Los síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza, tos y mocos, malestar general, dolor muscular y a veces también dolor abdominal acompañado o no de vómitos. Es frecuente en los niños que haya pérdida de apetito e irritabilidad.

Al ser un virus, la gripe no tiene tratamiento pero si se pueden tratar los síntomas para que el niño se encuentre mejor y en ningún caso se deben administrar antibióticos.

Los síntomas de la gripe suelen desaparecer a la semana, aunque la tos y los mocos pueden persistir durante quince días.

BRONQUITIS

La bronquitis, una inflamación de los bronquios, suele estar causada por virus durar entre 5 y 10 días. Los síntomas son: tos seca e irritativa, que en unos días pasa a productiva (es decir, el niño mueve flemas con la tos), ruidos respiratorios, fiebre moderada y dificultad respiratoria en general poco llamativa. La mayor parte de los niños presenta un cuadro de catarro de vías altas los días previos al inicio de la bronquitis

QUE PUEDEN HACER LOS PADRES: deben mantener hidratado al niño, evitar que coja frío y tratar la fiebre. Además, ayuda al niño con mucha tos dormir con la cabecera algo más elevada que los pies de la cama.

BRONQUIOLITIS

Es una inflamación de los bronquiolos y es muy frecuente en bebés menores de un año. Está provocada por un virus y se manifiesta con insuficiencia respiratoria progresiva con disminución de la entrada de aire a los pulmones, incremento del esfuerzo respiratorio del niño, y la consiguiente falta de oxígeno, por lo que debe ser tratada adecuadamente

Suelen comenzar como un resfriado común pero que no mejora ante el tratamiento habitual y deriva en forma más o menos brusca en un cuadro de tos improductiva, ruidos respiratorio, rechazo de la alimentación, vómitos y letargo. El síntoma más típico es que las costillas se marcan perfectamente al respirar debido al esfuerzo que hace al inspirar

Al ser un cuadro vírico, los antibióticos no están indicados y suele tratarse con medicación broncodilatadora, aunque debe ser diagnosticado por el pediatra que debe decidir el tratamiento.

ANGINAS Y FARINGITIS

La faringitis es la inflamación de la mucosa de la faringe y provoca, generalmente, dolor de garganta, irritación y fiebre, además de hinchazón de las amígdalas, las populares anginas.

En el 90 por ciento de los casos, el responsable de la infección es un virus y en el 10 por ciento restante, la faringitis se debe a causas bacterianas.

Los síntomas son dolor de garganta, fiebre, dolor de cabeza y ganglios linfáticos, y en el caso de la faringitis viral puede haber moqueo y secreción posnasal.

La faringitis viral se trata con paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor de garganta, la fiebre si la hubiere y el decaimiento. Para la inflamación se pueden hacer gárgaras con agua salada y tibia. Si la faringitis es bacteriana el tratamiento es con antibiótico.

Se debe ir a urgencias o consultar al médico si se desarrolla un dolor de garganta persistente, el niño presenta fiebre elevada, ganglios linfáticos inflamados o erupción.

LARINGITIS

Es otra de las patologías más frecuentes en la infancia. Es una infección causada por un virus que se transmite por las secreciones salivares

Los síntomas son tos seca y continua y puede estar acompañada de fiebre alta y decaimiento. En algunos casos el niño presenta también pequeñas erupciones producidas por el gran esfuerzo que se produce al toser. Los vómitos, el rechazo del alimento y la afonía suelen ser también síntomas de esta enfermedad. Suele durar una semana, aunque los tres primeros días es más intensa

El tratamiento en los casos leves es sintomático, dar mucha agua al niño, mantener el ambiente húmedo, darle antitérmicos para la fiebre y que el niño esté en reposo en casa.

Si el cuadro es más grave, el niño está decaído, sufre salivación excesiva, dificultad respiratoria o cianosis por falta de oxígeno, se debe acudir a urgencias

Medidas para prevenir

-Ventilar cada día la habitación
-Evitar cambios bruscos de temperatura
-No caldear en exceso la casa, sino dejar que el organismo utilice sus propios mecanismos reguladores para adaptarse al frío
-No abrigar en exceso a los niños
-Aumentar el consumo de frutas y verduras, especialmente las que son ricas en vitamina A y C

Related posts

¿Tu hijo podría tener dislexia?

¿Tu hijo podría tener dislexia?

En ocasiones, los resultados escolares de nuestro hijo son pobres para el esfuerzo que realiza. Los profesores aseguran que no trabaja, que se distrae mucho en clase. Pero en casa compruebas que el niño es inteligente y creativo, y que se esfuerza a la hora de estudiar. Sin embargo, sus calificaciones reflejan una serie de

Apendicitis

Apendicitis

¿QUÉ ES? Es un padecimiento frecuente que implica la obstrucción total o casi total de la luz del segmento de intestino, conocido como apéndice cecal. Esto implica la acumulación de materia fecal, que produce inflamación, infección, e incluso perforación del intestino. CAUSAS La obstrucción puede darse por inflamación causada por virus, bacterias, parásitos, semillas y

Comentar