Las Consecuencias Del Internet

Con el crecimiento del uso personal del ordenador, una gran cantidad de niños y adolescentes poseen sus propias computadoras

El mundo cibernético, lejos de ser fiable y seguro para ellos, supone peligros reales para los niños que no tienen supervisión de sus padres.

A continuación recomendaciones acerca de los riesgos del mundo virtual y como hacer para evitarlos.

En la actualidad, con el crecimiento del uso personal del ordenador, una gran cantidad de niños y adolescentes poseen sus propias computadoras.

La mayoría de los “chats”, páginas de internet donde personas de todo el mundo se contactan, no suelen estar supervisados, y dado que las personas que entran y hablan allí son anónimas, (por medio del uso de seudónimos) los pequeños no pueden saber si realmente están hablando con otro niño o una persona potencialmente peligrosa.

Internet además de proveer información y comunicación es un medio muy utilizado por ladrones, violadores, pedófilos, estafadores y demás.

Por esto se debe ser muy precavido con lo que hacen los niños en la computadora, ya que podría peligrar la seguridad de la familia entera.

Riesgos más comunes de Internet

Acceso fácil e instantáneo a páginas no apropiadas para menores de edad, o abrumadoras para ellos.

Acceso a informaciones que fomentan no solo el odio, sino la violencia, autodestrucción y principalmente la pornografía.

Anuncios constantes e intensos que engañan o bombardean al niño con ideas nocivas, además de promociones y descuentos falsos motivados por la estafa.

Invitaciones constantes de anuncios que invitan a revelar datos personales a fuentes desconocidas y posiblemente riesgosas.

Si el niño utiliza páginas como Facebook, donde continuamente las personas son invitadas a escribir que están haciendo, con quien y en donde, es posible que personas desconocidas lo lean y utilicen esa información malintencionadamente.

Cómo ayudar a los pequeños frente a estas amenazas

Se debe limitar el tiempo que los hijos pasan navegando por internet.

Se debe enseñar a los pequeños a que no tienen que hablar con desconocidas a través del internet o chats públicos.

Se debe explicar al niño que nunca y bajo ninguna circunstancia puede pasar información personal vía internet.

En todo caso si desean asociarse a una página o ser parte de un grupo o club pueden pedirle a los padres que lo hagan ellos, así pueden verificar que no haya motivos ocultos en el sitio web.

Nunca se debe dar a un niño el número de una tarjeta de crédito o contraseña, ya que el niño puede utilizarlo para comprar algo o para tener acceso a páginas que pueden ser riesgosas o inapropiadas.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram