La importancia de gatear para tu bebé

Notarás que tu bebé comienza a impulsarse para gatear entre los primeros 4 y 6 meses de vida, durante este lapso, la motricidad gruesa de tu hijo se prepara para el gateo, que iniciará entre los 6 y los 10 meses (dependiendo de las características individuales de cada niño).

El gateo es una habilidad que desarrollan los bebés para desplazarse de manera independiente, descubrir el mundo, y preparar sus músculos para la llegada de esos hermosos primeros pasos.

Mediante el patrón cruzado, es decir, el movimiento del brazo derecho y la pierna izquierda para avanzar, el cerebro de tu bebé crea una conexión entre los hemisferios.

Mediante el patrón cruzado, es decir, el movimiento del brazo derecho y la pierna izquierda para avanzar, el cerebro de tu bebé crea una conexión entre los hemisferios.

¡Entre más tiempo pase gateando, mayor será la conexión neurológica! Cuando tu bebé se desplaza, su cerebro está analizando y procesando la información, dando pie a la lateralización, es decir, las órdenes motoras que determinarán qué mano debe usar tu bebé para tomar un objeto cercano.

Por increíble que parezca, al desplazarse con libertad de un lado a otro, tu bebé estimula su sentido del tacto, al sentir en sus manos las diferentes texturas, ya sea del suelo o muebles que encuentra a su alrededor.

No debes olvidar que existe una gran variedad de ritmos y patrones de desarrollo que, a pesar de no pertenecer a la generalidad, siguen siendo normales; consulta con regularidad a tu profesional de la salud, para cerciorarte de que tu hijo está creciendo de manera saludable.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram