La hinchazón durante el embarazo

Los síntomas de la hinchazón durante el embarazo son evidentes. La sensación de peso y dolor en las piernas, el incómodo que resulta usar algunos zapatos o anillos en los dedos, la distensión del abdomen, son algunas señales de que una mujer embarazada se está hinchando. La hinchazón durante el embarazo, que aparece especialmente en las partes inferiores del cuerpo, es decir en los pies, tobillos y piernas, suele ser una de las molestias más comunes de las mujeres embarazadas, principalmente cuando se encuentran entre el tercero y cuarto mes de gestación.

Aparte de los pies, tobillos y piernas, la mujer embarazada puede presentar hinchazón también en las extremidades, en los dedos, manos, brazos, como también en la cara, aunque la mayoría de los casos se limita apenas a una molestia, con lo cual no existen razones para preocuparse.

Causas más comunes de la hinchazón en la embarazada

– Retención de líquidos. La mujer embarazada suele retener más líquidos que se diluyen cuando se mezclan en la sangre.
– Aumento de la sangre circulante, debido al agua. La sangre sale del corazón, sigue para las piernas y los pies, y al momento de volver a la parte superior del cuerpo, se encuentra con más resistencia, lo que causa más presión y hace con que el agua de la sangre fluya por las paredes de las venas.
– Compresión de la región pélvica. El desarrollo y crecimiento del feto puede comprimir más la región pélvica.
– Embarazo múltiple: El útero gana más peso, lo que probablemente altera la circulación sanguínea.
– Elevadas temperaturas.
– Exceso de peso en la mujer durante el embarazo

Prevención y tratamiento de la hinchazón en el embarazo

Las mujeres embarazadas que llevan una vida más saludable, es decir, que se alimentan correctamente, hacen ejercicios físicos, no fuman, y no ganan demasiado peso, tendrán menos posibilidades de hincharse durante el embarazo. Según los especialistas, las mujeres que se quedan embarazadas por métodos artificiales también tienen más probabilidades de hincharse. Eso ocurre debido al uso y manejo de hormonas. Los niveles de progesterona y de estradiol llegan a alcanzar un nivel diez veces mayor que lo habitual.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram