La edad del por qué

La edad del por qué

“¿Por qué esto, por qué lo otro? Hijo… ¡qué pesado eres! ¿Por qué no te callas un ratito?” ¡Qué gran error decir eso a nuestros hijos! Un niño de 4 años que pregunta a todas horas es un niño sano.

Lo contrario podría hacernos pensar que tiene algún problema, o bien que hemos adoptado una actitud negativa ante su curiosidad. Aunque en principio no parece para tanto, una respuesta restrictiva puede tener consecuencias más importantes de lo que creemos a largo plazo.

• Sé paciente con tu hijo. Se encuentra en la edad idónea para preguntar y este hecho le ayudará en su desarrollo integral como persona.
• Intenta contestar a todas sus preguntas, especialmente si se trata de las razones por las que tiene que hacer algo. Comprobar que ha comprendido la orden o prohibición y, si es necesario, volvérselo a repetir con otras palabras.
• Da al niño buenas respuestas y no contestes simplemente “porque sí/no”.
• Las respuestas no tienen que ser muy elaboradas, sino sencillas y claras.
• Evita responder con historias confusas o con un vocabulario que nuestro hijo no comprenda.
• Si se te agota la paciencia, aplaza las preguntas para otro momento (“después de comer seguimos hablando”).
• Corrígele cuando cometa errores. De esta manera va aprendiendo a utilizar el lenguaje de forma correcta.
• Intenta buscar tiempo para hablar tranquilamente con él. Ofrécele un ambiente relajado, lúdico, donde conversemos, contemos cuentos, juguemos con el lenguaje. Piensa en la calidad de ese momento especial aunque no suponga en realidad mucho tiempo.

Related posts

¿Es malo que los niños tomen café?

¿Es malo que los niños tomen café?

Es común que un niño sienta curiosidad por probar el café Desde la época Medieval hasta nuestros días, los efectos más conocidos que tiene el café en las personas son los que están asociados al nerviosismo, la ansiedad y el insomnio. Sin embargo, diversos estudios científicos realizados en los últimos años han dado a conocer

Posted
Haz que tus hijos coman vegetales

Haz que tus hijos coman vegetales

Alíñalos Con una rica salsa, los vegetales se vuelven irresistibles. Prueba esta receta: en una batidora mezcla 2 cu de vinagre balsámico, 1 Cu de aceite de canola, ¼ de yogur griego bajo en grasa, una pizca de sal y 6 a 10 fresas congeladas o frescas. Pulsa hasta lograr una consistencia cremosa. Chips crujientes

Comentar