La edad del por qué

La edad del por qué

“¿Por qué esto, por qué lo otro? Hijo… ¡qué pesado eres! ¿Por qué no te callas un ratito?” ¡Qué gran error decir eso a nuestros hijos! Un niño de 4 años que pregunta a todas horas es un niño sano.

Lo contrario podría hacernos pensar que tiene algún problema, o bien que hemos adoptado una actitud negativa ante su curiosidad. Aunque en principio no parece para tanto, una respuesta restrictiva puede tener consecuencias más importantes de lo que creemos a largo plazo.

• Sé paciente con tu hijo. Se encuentra en la edad idónea para preguntar y este hecho le ayudará en su desarrollo integral como persona.
• Intenta contestar a todas sus preguntas, especialmente si se trata de las razones por las que tiene que hacer algo. Comprobar que ha comprendido la orden o prohibición y, si es necesario, volvérselo a repetir con otras palabras.
• Da al niño buenas respuestas y no contestes simplemente “porque sí/no”.
• Las respuestas no tienen que ser muy elaboradas, sino sencillas y claras.
• Evita responder con historias confusas o con un vocabulario que nuestro hijo no comprenda.
• Si se te agota la paciencia, aplaza las preguntas para otro momento (“después de comer seguimos hablando”).
• Corrígele cuando cometa errores. De esta manera va aprendiendo a utilizar el lenguaje de forma correcta.
• Intenta buscar tiempo para hablar tranquilamente con él. Ofrécele un ambiente relajado, lúdico, donde conversemos, contemos cuentos, juguemos con el lenguaje. Piensa en la calidad de ese momento especial aunque no suponga en realidad mucho tiempo.

Related posts

Formas de pasar tiempo de calidad con tu hijo

Formas de pasar tiempo de calidad con tu hijo

Las familias hoy en día cuentan con agendas apretadas Aunque nos esforcemos concientemente en quitar el estrés y el ajetreo de la vida familiar, a veces cargamos con la culpa de sentir que no pasamos el suficiente tiempo juntos. Pensemos de qué modos podemos aumentar la calidad del tiempo familiar compartido: no te pierdas estos

Las peleas entre hermanos, una etapa que tienen que vivir.

Las peleas entre hermanos, una etapa que tienen que vivir.

– No pueden estar el uno sin el otro, pero luego están todo el día peleando… – ¡No entiendo por qué están enganchados todo el día! – A veces me pregunto si se quieren o no… – ¿Se acabará esto alguna vez? ¿Te suena? ¿Es normal que discutan? ¿Todo son peleas y enfrentamientos? ¿Sólo eso?

Comentar