Instituto Ingenes | Emociones en la familia por infertilidad

Te acompañamos durante el camino para lograr tu sueño

Una de las decisiones más importantes en la vida de los seres humanos es la de convertirse en padres. Naturalmente se piensa que la  concepción llegará de forma sencilla y sin retrasos, sin embargo, al sentir que el tiempo avanza y el bebé no llega, surgen en la familia diferentes sentimientos y estados emocionales que llegan a afectar a la pareja, principalmente se experimenta frustración.

Con el avance en distintas ramas de la ciencia como la biología, psicología y medicina, se han logrado identificar diferentes factores que incurren en la postergación de la paternidad y no solo son los físico/biológicos que se encuentran divididos en:  40% al factor masculino, 40% al factor femenino y un 10% factores mixtos y otro 10% factor desconocido. También la parte emocional tiene mucha influencia tanto en hombres como mujeres.

Pero, ¿qué es la frustración? Bueno, esta una respuesta emocional ante la oposición y ante la negación de lo deseamos y esperamos, en la logoterapia, la frustración se origina en los conflictos existenciales, los cuales comprometen no solo nuestra mente sino también nuestro espíritu. Desde el pensamiento de Viktor E. Frankl podemos considerar que la frustración es una prueba a nuestra resistencia, la cual nos conduce al límite de nuestra salud psíquica, es una tensión que existe entre lo que uno ha logrado y lo que nos queda por conseguir.

Algunos de los síntomas que se presentan al experimentar frustración son los siguientes, aunque vale aclarar que el impacto de estos síntomas depende mucho de nuestra capacidad de adaptación, nuestras motivaciones y nuestra salud integral:

  • Ira
  • Negación
  • Impulsividad
  • Estrés
  • Sensación de impotencia
  • Ansiedad
  • Dificultad en la toma de decisiones
  • Maximización de aspectos negativos y minimización de aspectos positivos

Nuestras emociones impactan directamente sobre la fertilidad, y en este caso, la frustración no es la excepción. A nivel familiar genera tensión y conflicto en la pareja, la negación de una condición de infertilidad incrementa el tiempo para tomar la decisión de iniciar un tratamiento; el estrés, nuestro amigo inseparable, nos genera diferentes síntomas físicos. De pronto deviene una sensación de impotencia que nos hace perder la motivación y nos deja con la sensación de que todo el esfuerzo ha sido en vano, todo el conjunto de síntomas nos obstruye la visión al tomar una determinación objetiva sobre nuestra fertilidad y la resolución del conflicto en cuestión.

Es necesario concebirnos no como una fracción del ser, sino como un ser total, con esto hago referencia a la urgencia del autoconocimiento y de la introspección, conocer nuestras fortalezas y áreas de oportunidad es esencial para tener una mente sana que nos provea de herramientas para hacerle frente a la frustración, alimente nuestra motivación, y nos impulse a lograr nuestro sueño de tener un bebé.

El acompañamiento emocional durante una experiencia de fertilidad es crucial para transitar de una manera constructiva y saludable todo el tratamiento. Contar con un diagnóstico certero ayudará a reducir considerablemente la ansiedad y sus efectos. En Ingenes estamos conscientes de todos los factores emocionales que involucran este proceso, por eso mismo contamos con nuestra Unidad de Apoyo Emocional (SEI) donde nuestros psicoterapeutas especializados en casos de fertilidad te acompañarán durante todo tu camino hasta que logres tener a tu bebé en casa, para esto contamos con terapias individuales, de pareja y talleres comunitarios para lograr compartir nuestras experiencias y aprender de personas que están en la misma situación. Más de 10,000 bebés en casa son prueba de nuestro liderazgo; así es que ya lo sabes, ven a Ingenes y juntos cumpliremos tu sueño de tener a tu bebé en casa


Bibliografía:
Frankl (2004). El hombre en busca de sentido. P.124-127.

Leave a Comment

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
Instagram